Músculos olvidados: las zonas que no entrenamos Músculos olvidados: las zonas que no entrenamos

Freepik

Músculos olvidados: las zonas que no entrenamos podrían suponernos un problema en el futuro

Entrenar brazos y pectoral está muy bien, pero, ¿y si te olvidas un día de esas zonas y te centras en los músculos que no has ejercitado nunca?

Por Jon Irisarri  |  25 Noviembre 2021

A la hora de programar una rutina de gimnasio, donde contamos con poco tiempo por una vida ocupada, y donde solemos optar por los clásicos, muchos músculos se quedan olvidados y no se entrenan. Por supuesto que es recomendable realizar una serie de ejercicios donde los músculos más grandes e importantes sean los más entrenados, pero no por ello se debería olvidar que existen otros muchos músculos complementarios muy importantes para conseguir un cuerpo sano y equilibrado.

De esta manera, se podrán evitar lesiones por sobrecargar demasiado una zona concreta. Además, hay que recordar que el ejercicio tiene como objetivo principal tener un cuerpo saludable. Si bien es cierto que a todo el mundo le gusta tener un buen físico en el sentido superficial, no podemos caer en el error de fijarnos solo en eso y descuidar partes del entrenamiento solo porque no 'embellecen', que por otra parte es algo incierto.

Dicho esto, os dejamos con una serie de músculos que deberían tener más importancia en nuestra rutina:

Trapecio

Aunque sí es cierto que bastante gente lo incluye en su rutina de espalda, el trapecio es una de las partes que menos se trabaja en los gimnasios. Ubicado entre la parte posterior del cuello y la mitad de la espalda, estamos ante un músculo fundamental para mantener una buena posición del cuerpo y ayudar al equilibrio y la alienación.

Dos de los ejercicios que pueden ser útiles para mejorar el trapecio son el encogimiento de hombros y el paseo del granjero. El primero consiste en encogerse de hombros con una barra pesada agarrada mediante los brazos extendidos, y el segundo se basa en coger peso con los dos brazos extendidos y comenzar a andar.

Entrenar la espalda es muy habitual, pero el trapecio se queda a veces poco trabajado Entrenar la espalda es muy habitual, pero el trapecio se queda a veces poco trabajado, imagen de sustitución
Entrenar la espalda es muy habitual, pero el trapecio se queda a veces poco trabajado Freepik

Manguito rotador

El manguito rotador se encuentra en el hombro, y es el que se encarga de estabilizar la articulación. Es una especie de puño que rodea la articulación y que lo enlaza con la cabeza del húmero. Mediante ejercicios de rotación, se puede trabajar el músculo y evitar lesiones tan típicas en deportes como el balonmano. Este es un ejemplo de esos músculos 'invisibles' a los que nadie les presta atención, por no otorgar un resultado que se note. Sin embargo, son muy importantes para que el entrenamiento sea eficaz, y ayuda a los músculos que tiene a su alrededor a funcionar mejor. Cualquier ejercicio de movilidad con una mínima carga de peso ayudará a trabajar este músculo.

Antebrazo

Esta sea, quizás, la zona olvidada por excelencia. En el antebrazo se encuentran el supinador, el flexor radial del carpo y el flexor profundo, entre otros músculos. Trabajar todos ellos supone fortalecer y proteger la articulación de la muñeca, y gracias a eso, cuando realicemos el resto de ejercicios, se podrán levantar pesos mayores y de forma más eficaz, forzando la zona que realmente queremos trabajar.

Uno de los ejercicios más interesantes para trabajar el antebrazo es atar una cuerda a un peso, y enrollar esta cuerda a un cilindro. De esta forma, enrollando y desenrollando la cuerda, trabajaremos el antebrazo como es debido.

El antebrazo es uno de los músculos que más utilizamos en el día a día, y sin embargo, apenas lo entrenamos. El antebrazo es uno de los músculos que más utilizamos en el día a día, y sin embargo, apenas lo entrenamos., imagen de sustitución
El antebrazo es uno de los músculos que más utilizamos en el día a día, y sin embargo, apenas lo entrenamos. Envato Elements

Transverso del abdomen

El transverso del abdomen es la parte interna del abdomen, una especie de faja que rodea la parte superior de la cintura. Gracias a este músculo se estabiliza el cuerpo y se protegen los órganos nobles y la columna vertebral, así que convendría tenerlo más en cuenta. Además, su comprensión permite prevenir lesiones y dolores en la parte baja de la espalda.

Para fortalecer este músculo, existe un ejercicio que consiste en apoyar las rodillas y las palmas de las manos en el suelo, y estando boca abajo, contraer la barriga tratando de llevar el ombligo al punto más alto posible. Otra de las recomendaciones es la de realizar la famosa plancha pero de forma invertida, colocándonos boca arriba y con los brazos estirados.

La plancha invertida es un ejercicio muy recomendable para activar el transverso del abdomen La plancha invertida es un ejercicio muy recomendable para activar el transverso del abdomen, imagen de sustitución
La plancha invertida es un ejercicio muy recomendable para activar el transverso del abdomen Freepik

Oblicuos

Otro de los músculos que muchas veces pasa desapercibido son los oblicuos. Si bien el abdomen a veces queda excesivamente relegado, en el caso de los oblicuos poca gente se acuerda de ellos. Ubicado en los laterales del abdomen, es un músculo que debería ser trabajado para fortalecer el core. Además, en este caso también aporta un resultado visual, y es que ayuda a tener un abdomen más definido.

Al trabajar los abdominales, es recomendable ir variando de ejercicio para trabajar otras zonas como los oblicuos. Al trabajar los abdominales, es recomendable ir variando de ejercicio para trabajar otras zonas como los oblicuos., imagen de sustitución
Al trabajar los abdominales, es recomendable ir variando de ejercicio para trabajar otras zonas como los oblicuos. Envato Elements

Aductores

Si bien es necesario destacar que cada vez más gente le da a las piernas la importancia que merecen, es cierto que algunas zonas están más olvidadas que otras. Entre las denostadas tenemos a los aductores, un pequeño músculo ubicado en la parte superior interna de cada pierna. Pese a su tamaño y a que está en una posición que parece que no afecta a nada, los aductores permiten mejorar la agilidad y velocidad de los movimientos de la pierna, así como su equilibrio. Además, el aductor supone dos tercios del tamaño de la pierna vista desde enfrente, por lo que un buen entrenamiento dará resultados espectaculares.

Para entrenar este músculo, existen máquinas en los gimnasios que ayudan, pero también podemos optar por dos ejercicios aptos para hacer en cualquier lugar. El primero, conocido como la boca del incendio, consiste en apoyar palmas y rodillas en el suelo, y subir una pierna hacia un lado hasta llegar a la altura de la cadera, aguantar y bajar. El segundo, algo más popular, es la zancada lateral deslizante, y se basa en flexionar una de las dos rodillas con un paso lateral y volcar todo el peso del cuerpo hacia ese lado.

La zancada lateral sirve para que el aductor sostenga el peso del cuerpo. Además, otras zonas como las rodillas también trabajan. La zancada lateral sirve para que el aductor sostenga el peso del cuerpo. Además, otras zonas como las rodillas también trabajan., imagen de sustitución
La zancada lateral sirve para que el aductor sostenga el peso del cuerpo. Además, otras zonas como las rodillas también trabajan. Envato Elements

Gemelos, tibial y sóleo

Otros de los músculos de la pierna que suelen ser olvidados son los gemelos. Si estos casi no reciben entrenamiento, las partes del tibial o el sóleo todavía menos. El tibial es el músculo que se encuentra en la parte delantera de la pierna, justo donde la tibia; y el soleo es el que está justo debajo del gemelo. Este último, por ejemplo, permite marcar y aumentar el tamaño del gemelo, y aunque parezca mentira, existe una forma muy sencilla de trabajarlo: andar de puntillas o realizar ejercicios en esta posición.

Las piernas tienen infinidad de músculos, y cada uno de ellos debe ser tomado en cuenta Las piernas tienen infinidad de músculos, y cada uno de ellos debe ser tomado en cuenta, imagen de sustitución
Las piernas tienen infinidad de músculos, y cada uno de ellos debe ser tomado en cuenta Freepik

Como veis, son muchos los músculos que no se trabajan o que casi no los tenemos en cuenta. Sin embargo, son fundamentales para prevenir lesiones o para ayudar a que los músculos de su alrededor no sufran. Y aunque solo con eso debería valer para animarnos a entrenarlos, también otorgan resultados físicos que no esperábamos. Entrenar esos músculos olvidados es el siguiente paso que todo amante del fitness debería dar.

Artículos recomendados