Alexander Skarsgård en 'The Northman': dieta y rutina de entrenamiento Alexander Skarsgård en 'The Northman': dieta y rutina de entrenamiento

La rutina de entrenamiento vikinga de Alexander Skarsgård para 'The Northman'

Interpretar a un príncipe nórdico del siglo X con la fuerza de un oso y la agilidad de un lobo en busca de venganza no es una tarea sencilla...

Por Guille Galindo  |  25 Abril 2022

A finales del verano de 2020, Alexander Skarsgård se encontraba interpretando al excéntrico Lukas Matsson, un multimillonario caprichoso al que no le importa marear a toda la familia Roy en 'Succession'. En solo una semana, el actor pasó del lujo de la villa del Lago de Como a la crudeza de las montañas de Irlanda del Norte que simulaban la Islandia del siglo X. En solo una semana, el actor pasó de ser Lukas Matsson a convertirse en el príncipe Amleth. Comenzaba el rodaje de 'The Northman', pero la preparación venía de mucho antes.

'The Northman' ('El Hombre del Norte' en España) narra una leyenda escandinava en la que el príncipe Amleth deberá vengar a su padre y rescatar a su madre de las garras de su tío, que se ha alzado con el trono. Si te gusta la temática vikinga, esta lo tiene todo: muerte, sangre, acción, drama familiar...

A lo largo de más de dos horas, observamos la transformación de Amleth en una despiadada máquina de matar, con un instinto animal derivado de la supervivencia en las peores condiciones. No nos extraña que Alexander Skarsgård lo considere en una entrevista para Total Film "el papel más duro de su vida a nivel mental y físico".

Conociendo un poco su carrera y su forma de encarar los papeles, no parece que esté exagerando. Alexander Skarsgård nunca ha sido un Christian Bale. Él no suele entrenar ni llevar su cuerpo al extremo en cada actuación. De hecho, hasta ahora solo había entrenado físicamente para un único papel, el de Tarzán en 'La leyenda de Tarzán' (2016). Ahora, para interpretar al Hombre del Norte, se ha apoyado curiosamente en el mismo entrenador personal que tuvo entonces, el sueco Magnus Lygdback, uno de los nombres propios de Hollywood.

Alexander Skarsgård en 'La leyenda de Tarzán' Alexander Skarsgård en 'La leyenda de Tarzán', imagen de sustitución
Alexander Skarsgård en 'La leyenda de Tarzán' Warner Bros

En realidad, Lygdback le debe mucho a Skarsgård. 'La leyenda de Tarzán' fue la primera megaproducción en la que participó como entrenador personal de actores. El gran resultado físico de Alexander le abrió las puertas de la industria del cine, acumulando trabajos y entrenamientos desde entonces: desde preparar el workout de Alicia Vikander para hacer de Lara Croft, a coordinar el entrenamiento de Gal Gadot y Ben Affleck como Wonder Woman y Batman. Seis años después, Lygdback y Skarsgård, Magnus y Alexander, se han reencontrado en 'The Northman'. Y así fue su entrenamiento.

Skarsgård y Lygdback también pasaron juntos muchas horas durante el rodaje Skarsgård y Lygdback también pasaron juntos muchas horas durante el rodaje, imagen de sustitución
Skarsgård y Lygdback también pasaron juntos muchas horas durante el rodaje Instagram | @magnuslygdback

La rutina de entrenamiento de Alexander Skarsgård para 'The Northman': tres fases para conseguir un cuerpo vikingo

El rodaje de 'The Northman' estaba programado para la primavera de 2020, por lo que en enero el entrenador personal y su cliente se pusieron manos a la obra. En mitad del entrenamiento, llegó la pandemia. Con ella, la cuarentena. Con ella, la obligación de parar. El actor dedicó esos meses a mantener el cambio físico que había comenzado a experimentar, para no tener que empezar de cero cuando se reanudaran los entrenamientos. Eso sucedió en junio, con la vista puesta en grabar a finales de agosto y durante todo el otoño. Como la mayoría de gimnasios estaban cerrados por aquel entonces, Lygdback tuvo que buscar una alternativa. Finalmente, instaló un gimnasio casero en el garaje y patio del actor, donde terminarían de esculpir físicamente al príncipe Amleth.

Para rodar esta escena, el entrenamiento de los meses anteriores es fundamental Para rodar esta escena, el entrenamiento de los meses anteriores es fundamental, imagen de sustitución
Para rodar esta escena, el entrenamiento de los meses anteriores es fundamental Focus Features

A Amleth le conocen como 'Bjorn Ulfur', lo que viene a significar una mezcla de oso y lobo, sus animales espirituales. Por tanto, el objetivo marcado era alcanzar la agilidad de un lobo y la ferocidad y la intimidación de un oso. Para lograrlo, Magnus Lygdback instauró una rutina de cinco días de entrenamiento a la semana, cuatro más intensos y un quinto enfocado en ejercicios de recuperación.

Cuando nos referimos a la intensidad del entrenamiento, no quiere decir que Skarsgård estuviera día y noche poniéndose a tono sin descanso. Según Lygdback, con una hora de entrenamiento al día es suficiente para obtener el resultado idóneo. Eso sí, has de asegurarte de que esa hora se aproveche a la perfección. Si rindes igual en una supuesta segunda hora, es que no hiciste la primera como deberías.

En resumen, entrenamientos de una hora, y siempre por la mañana, para que el cuerpo vaya descansado el resto del día. Este es otro mantra de Lygdback que aplica a todos sus entrenamientos: si dejas el workout para la noche, el cansancio acumulado durante el día no te hará rendir al 100%.

Ahora sí, vayamos con el entrenamiento en sí. Para convertir a Skarsgård en todo un vikingo con el espíritu 'Bjorn Ulfur', Lygdback diseñó un plan basado en tres fases: volumen, corte y mantenimiento.

Primera fase: volumen

La primera fase será la del volumen (o bulk-up), que consiste en ganar tanto músculo como sea posible. Para ello, es fundamental ganar peso, comer mucho para poder transformarlo en músculo. El actor ganó más de 10 kilos durante este proceso, luego veremos cómo. Mientras tanto, el entrenamiento iba dirigido a trabajar un grupo muscular cada día[/i], alternando rutinas de pesas con cargas pesadas (aunque no demasiado, para evitar lesiones) y ligeras, con ejercicios tan eficaces como el curl de bíceps con barra, que aporta fuerza a los antebrazos, mediante los cuales se sustentará gran parte del entrenamiento.

Segunda fase: corte y definición

El ciclo de corte y definición es más complicado. El objetivo es reducir el índice de grasa corporal y mantener a la vez la masa muscular 'de calidad'. Además, se trata de una fase bastante larga, que suele ocupar hasta diez semanas, pero donde la falta de tiempo obligó a reducir a tres. En el corte y definición la cantidad de comida sí se regula (no hay que sumar más peso), mientras que se aplican ejercicios específicos para alcanzar los objetivos, como las cuerdas de batalla.

Tercera fase: mantenimiento

Llegados al punto óptimo, con el cuerpo de Skarsgård tal y como lo buscaba su entrenador personal, dio comienzo la tercera fase, la del mantenimiento, con la cual el entrenamiento diario está enfocado en dar consistencia a lo obtenido, y prevenir lesiones de cara al rodaje.

Esta última fase se nutre de ejercicios de movilidad y estabilidad, sobre todo en hombros y caderas. El paseo del oso y las Bulgarian split squat con kettlebell monopolizaron el entrenamiento, para así adaptar el tren inferior al terreno lluvioso, resbaladizo e imperfecto en el que transcurre gran parte de la película, así como preparar el tren superior para soportar el peso del hacha, el gran aliado del príncipe Amleth.

La dieta de Alexander Skarsgård para 'The Northman': proteínas y pocas restricciones

En su papel como nutricionista, Magnus Lygdback también tiene algunas consignas fuertemente arraigadas. La más sorprendente es su rechazo a elaborar una dieta con grandes restricciones. "Es realmente difícil seguir una dieta si no puedes comer la comida que te gusta comer, ¿verdad?", comentaba Lygdback en una entrevista.

Skarsgård, autodenominado un gran comedor y bebedor, tuvo suerte de trabajar con él. Los fines de semana podía comer prácticamente todo lo que quisiera y beber vino con moderación. Parece poco, pero es mucho más de lo que ofrece la mayoría de nutricionistas profesionales.

Entre semana, el entrenamiento venía acompañado de una dieta basada en el control del déficit calórico, estudiar a fondo las calorías que salen y las que entran, y trabajar con esos datos buscando el resultado deseado. El eje de la nutrición para convertirse en el Hombre del Norte lo forman los macronutrientes como carbohidratos, grasas o proteínas. Especialmente estas últimas, sobre todo a través de pescado y huevos. Conociendo esto, ahora tú también puedes ser un verdadero vikingo.

Artículos recomendados