El aquagym también puede ser un deporte de jóvenes El aquagym también puede ser un deporte de jóvenes

Freepik

Por qué no deberíamos asociar el aquagym a señoras mayores

Siempre se ha cuestionado que la práctica del aquagym está ligada a personas de la tercera edad, pero por culpa de este estereotipo nos estamos perdiendo un deporte acuático realmente válido para todas las edades, incluido los más jóvenes.

Por Juan Pérez  |  29 Junio 2021

Hay pocas cosas más infravaloradas que combinar, especialmente en los meses de calor, el deporte y la piscina. Hemos hablado largo y tendido sobre la importancia de la natación en nuestros artículos, así como la necesidad de darle una oportunidad. Pero si consideramos que la natación está demasiado infravalorada, qué decir de una actividad que carga, además, con un estúpido estereotipo sobre sus hombros: el ser supuestamente un ejercicio para señores y señoras mayores. Hablamos, de qué si no, del aquagym.

El deporte aeróbico que todos hemos presenciado alguna vez y que muchas personas mayores tienen como hobby principal, resulta ser más que beneficioso para todas las edades, sin restricción. Muchos millennials y Gen Z lo ven como una actividad para personas de la tercera edad que pasan sus vacaciones en un hotel de Benidorm, pero están completamente equivocados. Practicar aquagym ya no es que sea válido, sino que es recomendable, para todo el mundo.

En qué consiste el aquagym

La práctica del aquagym consiste en realizar ejercicios aérobicos dentro de una piscina al ritmo de música y en un ambiente generalmente divertido y ameno. El aquagym es una variante del aeróbic, solo que dentro del agua. Por lo demás, comparten muchos de sus beneficios cardiovasculares, reforzando los músculos y disminuyendo el riesgo de lesiones. Es una actividad física perfecta para personas con problemas traumatológicos, articulares o musculares o personas en proceso de rehabilitación. Este deporte puede tener también fines terapéuticos o de rehabilitación, de ahí que una parte de la población no le de importancia y elija deportes más arriesgados.

Desde luego, el aquagym es un deporte muy indicado para personas de tercera edad, mujeres embarazadas, personas con sobrepeso o que no tienen mucha forma física. Pero, ¿y si decimos que estamos ante una de las claves del éxito Michael Phelps para aumentar resistencia de cara a la competición? Seguro que empezáis a verlo de otro modo.

Este es, sin duda, uno de los grandes beneficios del aquagym, junto a un aumento de la flexibilidad y una reducción de la presión arterial. Tres elementos fundamentales en cualquier actividad física. Además, como ya habíamos comentado anteriormente, puede servir para un proceso de rehabilitación, así como para paliar problemas cardiovasculares, de movilidad, osteoporosis o artritis.

¿Aburrido? Aburrido es el gimnasio, no el aquagym

Se ha catalogado injustamente de aburrido y poco atractivo para los jóvenes al aquagym durante años. Podría tener un pase antes, cuando apenas se jugaba con la música ni se explorabas todas las oportunidades que ofrecía esta disciplina. Actualmente, sucede todo lo contrario. El aquagym se ha sabido adaptar a todos los tipos de públicos y a las diferentes modalidades de ejercicios, con monitores cada vez más atentos a las tendencias y pendientes de hacer disfrutar a los participantes. Estos son algunas de las posibilidades que ofrece el aquagym, más allá de los ejercicios tradicionales con churros o mancuernas.

El aquagym ofrece muchas posibilidades. El aquagym ofrece muchas posibilidades., imagen de sustitución
El aquagym ofrece muchas posibilidades. Freepik

Por su parte, las clases se estructuran de la siguiente manera:

  1. Estiramientos previos tanto fuera como dentro de la piscina.
  2. Ejercicios de activación dentro del agua.
  3. Grueso de la clase, con ejercicios aeróbicos donde el ejercicio se realiza de forma más intensa. Aquí es donde se integrarían las actividades antes citadas.
  4. Ejercicios más calmados de recuperación.
  5. Estiramientos finales.

Sabiendo todo esto, parece que practicar aquagym es mucho más divertido que meterte en un gimnasio a 30º, ¿no? Hay que reconocer que a muchos nos daba pereza cuando veíamos en los hoteles a la gente practicando este tipo de actividad. Sobre todo con los típicos churros acuáticos y esas coreografías exageradas. Pero no te quedes con ese recuerdo. La practica del aquagym ha cambiado sobremanera, y ahora se puede hacer de mil formas y adaptada para todos los públicos. Dale una oportunidad, y verás cómo te entretiene más que las tediosas máquinas de gimnasio.

Artículos recomendados