Ventajas y desventajas de los ciclos de gimnasio Ventajas y desventajas de los ciclos de gimnasio

Freepik

Beneficios, peligros y todo lo que hay que saber sobre los ciclos de gimnasio

Los ciclos de gimnasio están a la orden del día. Es difícil no toparse en estos centros con algún 'ciclado', pero, ¿conocemos realmente sus beneficios y riesgos?

Por Juan Sanguino  |  07 Septiembre 2021

Cuando le preguntaron a Tom Hardy si se había ciclado para alcanzar la envergadura física de su personaje Bane en 'El caballero oscuro: La leyenda renace', el actor respondió: "No, tomé Smarties, no te jode". Los ciclos de esteroides anabolizantes para aumentar masa muscular cada vez son más populares. Primero se extendieron entre los atletas de élite, luego entre los actores de Hollywood y ahora están normalizados en los gimnasios de barrio. Según un informe de la Comisión Europea, un 6% de las personas que van al gimnasio los utilizan. En España, los ciclos se consumen un 20% más que antes de la pandemia y la edad de sus consumidores es cada vez más joven. De las 17 millones de dosis que se incautaron el año pasado, 5 millones correspondían a España. Los endocrinos alertan sobre sus efectos secundarios. Esto es todo lo que debes saber sobre los ciclos.

El cuerpo de Tom Hardy en 'El caballero oscuro: La leyenda renace'. El cuerpo de Tom Hardy en 'El caballero oscuro: La leyenda renace'., imagen de sustitución
El cuerpo de Tom Hardy en 'El caballero oscuro: La leyenda renace'. Warner Bros

¿Qué son los ciclos de esteroides anabolizantes?

Se trata de medicamentos legales que, evidentemente, no están fabricados para muscular. Se utilizan para pacientes que necesitan desarrollar los músculos porque tienen cáncer, anorexia, pubertad tardía, retrasos en el crecimiento o porque están convalecientes.

El cuerpo produce andrógenos (la hormona masculina) de manera natural para promover el crecimiento. El andrógeno más potente es la testosterona, que ayuda a generar tejido muscular, agrava la voz y crea vello facial. Lo que los ciclos hacen es introducir en el cuerpo esteroides (andrógenos artificiales) que imitan el efecto de la hormona, acelerando y aumentando ese crecimiento. Las dosis pueden ser entre 10 y 100 veces más altas que las que los médicos recetan para problemas de salud.

El uso de esteroides anabolizantes se prohibió en las competiciones deportivas en 1976. Se trata de una tradición que viene de la antigua Grecia, cuando los atletas olímpicos tomaban testosterona extraída de orina animal antes de cada competición. En los años 30 se consiguió sintetizar la testosterona. Es decir, crearla artificialmente para su uso médico en enfermedades que provocan subdesarrollo muscular. Los autores de este estudio ganaron el premio Nobel en 1935. En el siglo XXI, casi la mitad de casos de dopaje deportivo corresponden a esteroides anabolizantes. Su fabricación, por tanto, no es ilegal. Lo que es ilegal es traficar con ellos vendiéndolos sin receta.

¿Qué efectos tienen?

Desarrollan la musculatura, aumentan la fuerza, reducen la fatiga y generan un aspecto más viril. El consumidor de esteroides anabolizantes consigue un rendimiento en el gimnasio más rápido y efectivo que el resto, aunque el 'cuerpo de ciclo' es distinto al que se ha musculado de manera natural. Por eso el consumidor de esteroides anabolizantes es fácil de identificar: su cintura es muy estrecha, sus pectorales extensos y sus deltoides están extremadamente desarrollados. Un hombre que entrene en el gimnasio sin ciclos podrá crecer, ensanchar y generar masa muscular pero lo hará en todas las direcciones. Se hará más grande en general. Pero el que haga ciclos conseguirá una proporción artificial: cintura fina, abdominales marcados y hombros anchísimos. Esto se debe a que hay músculos (hombros, deltoides y trapecios) que tienen más receptores y al recibir esteroides anabolizantes se desarrollan de forma antinatural. También es identificable la aparición de granitos en la zona del tríceps.

Además, el exceso de testosterona genera una agresividad (de ahí las historias de actores de Hollywood liándose a hostias con el primero que se les cruce), en un fenómeno que tiene hasta término en ingles: 'Roid Rage' (furia de esteroide). Por otra parte, también pueden generar más deseo sexual y mejorar el estado de ánimo. Sus efectos en el carácter del consumidor son impredecibles.

¿Por qué se llaman ciclos?

Porque el consumo más habitual es en tres bloques. Primero se toman esteroides para aumentar volumen y ganar fibra, luego se toman medicamentos para contrarrestar los efectos secundarios de la primera tanda (como el aumento de las mamas) y al final se toman protectores para el hígado. Como el cuerpo se ha acostumbrado a no segregar testosterona, hay que 'animarlo' con otros medicamentos para que vuelva a generarla.

¿Cómo se compran los ciclos de esteroides?

Antes los suplementos de esteroides eran más fáciles de conseguir, pero al no estar comprobados sus efectos a largo plazo las autoridades regularon su distribución. Esto ha generado un mercado negro (el cuarto del mundo, tras las drogas, la prostitución y las armas) que consiste en personas que van por los gimnasios ofreciendo packs. Pero al tratarse de tratamientos ilegales y sin supervisión médica, varios expertos avisan de que algunos vendedores dan medicamentos para proteger el hígado cuya eficacia no está demostrada. Los actores de Hollywood tienen médicos que controlan cada paso de sus ciclos, pero los consumidores normales tienen que fiarse de su 'camello' y muchos se saltan las segunda y tercera tandas del ciclo para ahorrar dinero. Además, al no ser un mercado regulado muchos packs están adulterados y se trata de principios activos (de mala calidad) mezclados con otras sustancias.

¿Cómo se consumen?

Los esteroides anabolizantes se pueden tomar por vía oral, inyectada directamente en los músculos o en forma de gel sobre la piel. Durante el ciclo, el consumidor no puede drogarse o perderá casi toda la masa que ha ganado.

¿Cuánto cuesta un ciclo de esteroides?

Los hay de 400 euros por diez semanas (4.000 euros en total).

¿A qué se debe su popularidad?

La vigorexia es un término acuñado en 1993 que describe un trastorno mental según el cual el enfermo nunca se ve lo suficientemente cachas. Pero no todos los consumidores de ciclos son necesariamente vigoréxicos. Tras décadas y décadas en las que a las mujeres se les exigían unos estándares de belleza imposibles mientras que a los hombres se les permitía una mayor naturalidad, el siglo XXI ha traído la igualdad. Pero en vez de liberar a las mujeres de la esclavitud estética, esa igualdad se ha conseguido imponiéndosela a los hombres.

El canon de belleza masculino es tan inalcanzable ahora como el femenino lleva décadas siendo: Zac Efron está más cachas que Jean-Claude Van Damme en los 90 (lo que entonces se consideraba "un mostrenco"), cualquier participante de 'La isla de las tentaciones' es más musculoso que Hugh Jackman en 'X-Men'. Por eso hay hombres que quieren ese físico pero no tienen las ganas, la paciencia o la constancia necesarias. O incluso aunque las tengan, acaban tocando techo (el cuerpo humano tiene un tope, llega un momento en el que puedes mantenerte pero no seguir creciendo) y se frustran. Ahí es donde recurren a los ciclos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los ciclos de esteroides anabolizantes?

El 90% de consumidores de ciclos experimenta al menos uno de estos efectos secundarios: acné, estrías, ginecomastia (crecimiento de las mamas), daños en el hígado, hipertensión, impotencia y alopecia. Aunque se esté normalizando su consumo, lo que hacen los usuarios es someter a su cuerpo a una transformación extrema, artificial y con productos no regulados por las instituciones médicas o nutricionales. Al terminar el ciclo, los consumidores pueden sufrir depresión.

Entre los posibles efectos secundarios están también el aumento de peso (cuando cerraron los gimnasios durante el confinamiento, los que estaban a mitad de ciclo no podían parar así que simplemente ganaron masa pero sin forma musculosa), los cambios de humor, el insomnio, la tensión arterial, piel amarilla, alucinaciones, paranoia o desarrollo de cáncer de próstata. Los testículos suelen empequeñecer, las erecciones son más difíciles de conseguir y el esperma menos fértil: para muscular por encima de lo normal, algunos ciclos influyen en una glándula del cerebro que detiene la producción de espermatozoides.

El aumento de glóbulos rojos, además, produce un envejecimiento prematuro. Desde hace varios años se especula con que la drástica bajada de la esperanza de vida de los culturistas (que ha pasado de 81 años a 40) está relacionada con el consumo de esteroides anabolizantes. Alterar el curso de la naturaleza tiene consecuencias.

Artículos recomendados