Obesidad

Shutterstock

Obesidad: qué es, cuáles son sus síntomas y por qué aparece

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud que nos afectan hoy en día en las sociedades civilizadas. Es imprescindible entenderla y saber por qué se produce para saber cómo tratarla, principalmente con deporte y una correcta alimentación.

Por MENzig  |  13 Septiembre 2018

La obesidad es el exceso de grasa en el cuerpo. Se considera que una persona es obesa cuando su índice de masa corporal o IMC está por encima de 30. Descubre con MENzig.fit los peligros de la obesidad, cómo saber si tú también sufres la enfermedad y, lo más importante, qué puedes hacer para mantener la obesidad a raya.

Sobrepeso y obesidad, ¿cuál es la diferencia?

Los términos obesidad y sobrepeso suelen confundirse con frecuencia. Sin embargo, significan cosas distintas. La obesidad es el exceso de grasa en el cuerpo, mientras que el sobrepeso supone tener un peso mayor del ideal, que viene dado no sólo por la grasa, sino también por la masa muscular, los huesos y la acumulación de líquidos.

Si tomamos como referencia el índice de masa corporal o IMC, que establece el peso ideal para cada persona en función de su género, edad y altura, un IMC superior a 25 indica sobrepeso y, por encima de 30, es obesidad.

La prueba más fácil para determinar si una persona es obesa es la báscula, pero existen otros síntomas relacionados con el exceso de grasa corporal:

  • Dificultad para dormir.
  • Dolor en huesos y articulaciones.
  • Sudor excesivo.
  • Sensación de que falta el aire.
  • Cansancio.
  • Sarpullidos en las dobleces de la piel.
El ejercicio y una buena alimentación son necesarios para luchar contra la obesidad.
El ejercicio y una buena alimentación son necesarios para luchar contra la obesidad. Shutterstock

Los peligros de la obesidad

Esguinces: medidas de prevención y grados de la lesión
Los esguinces son una de las lesiones más comunes en la práctica del deporte. Por ello, te explicamos cómo podemos prevenirlos y qué niveles de gravedad hay.

Dos de cada 10 personas en España son obesas, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud. El dato es alarmante, puesto que la obesidad aumenta el riesgo de padecer numerosos problemas de salud, sobre todo cardiovasculares.

Algunas de las complicaciones derivadas de la obesidad son:

  • Insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular.
  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Nivel alto de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Cálculos biliares y problemas de hígado.
  • Dolor en los huesos y las articulaciones.
  • Fatiga.
  • Somnolencia.
  • Algunos tipos de cáncer.

Para colmo, el número de personas obesas en el mundo no para de crecer. Así, entre 1975 y 2016 se triplicó hasta alcanzar los 650 millones de obesos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, por lo que hay incluso quien habla de epidemia.

¿Qué causa la obesidad?

La principal causa de la obesidad es una dieta abundante en grasas y la falta de ejercicio físico, pero no son los únicos motivos que pueden derivar en exceso de grasa corporal. En la obesidad también influyen:

  • La genética. Por un lado, hay personas más propensas a engordar que otras. Por el otro, el síndrome de Prader-Willi es una alteración genética que produce, entre otros efectos, obesidad.
  • El entorno. No disponer de un espacio donde poder realizar ejercicio físico o de un supermercado donde adquirir productos frescos y saludables suponen un hándicap a la hora de mantener el peso a raya.
  • Problemas de salud. Trastornos hormonales como el hipotiroidismo y la ingesta de determinados medicamentos pueden causar un aumento de peso.
  • El estrés. Es común recurrir a la comida para aliviar la ansiedad.
  • La falta de sueño. Existen hormonas que se liberan durante el sueño que controlan el apetito y el consumo de energía.

Cómo combatir la obesidad

Las mejores pruebas para 'Verdad o reto'
Os dejamos una lista de las pruebas más curiosas y divertidas que tendrán que hacer tus amigos si eligen 'reto' en 'Verdad o reto'.

Para combatir la obesidad resulta imprescindible disminuir la ingesta de calorías y hacer más ejercicio físico. Con una dieta saludable baja en grasas y una actividad física frecuente de bajo impacto, la persona obesa puede empezar a perder peso rápidamente.

Una dieta saludable baja en grasas contiene frutas y verduras de temporada, cereales de grano entero, lácteos y carnes magras. Además, evita las grasas saturadas, los azúcares y la sal; y prescinde de alimentos que engordan mucho pero apenas aportan nutrientes, como son las bebidas azucaradas, los alimentos ultraprocesados o la bollería industrial. Consulta con tu especialista antes de comenzar una dieta para perder peso.

En cuanto al ejercicio físico, hay que practicarlo con precaución, poco a poco, ya que las personas obesas que han llevado hasta el momento una vida sedentaria no cuentan con la suficiente agilidad y resistencia para realizar con éxito cualquier actividad.

Obesidad y deporte

Caminar, bailar, el pilates o el yoga, son actividades recomendadas para iniciar una rutina de entrenamiento destinada a bajar de peso y tener un estilo de vida más saludable. Son de bajo impacto, se pueden ir graduando en intensidad y enganchan incluso a los más reacios al deporte. No obstante, te recomendamos que consultes siempre a tu especialista antes de emprender ningún cambio en tus rutinas.

Infórmate con MENzig.fit de los principales peligros de la obeiss y cómo puedes hacerle frente.

Artículos recomendados