Mantenimiento de la bicicleta: consejos

Shutterstock

Consejos para mantener tu bicicleta perfecta con el paso del tiempo

Hacer ciclismo exige obligatoriamente a dedicar un tiempo a mantener la bicicleta. A pesar del esfuerzo que conlleva, compensará si consigues evitar en la medida de lo posible la gran mayoría de los incidentes que te podrían suceder en la marcha.

Por Ramón Fernández  |  15 Julio 2019

La bicicleta cada vez se utiliza más, ya sea con una función puramente deportiva y de entretenimiento o como medio de transporte. Está claro que las bicicletas forman parte de la vida de la gente, y lo seguirán haciendo. En España, pese a los intentos de ampliar las zonas de carril-bici para reducir la contaminación y garantizar mayor seguridad a los ciclistas, todavía no es algo habitual que las personas usen la bicicleta para ir y volver del trabajo, pero las cifras están creciendo poco a poco. Las ciudades a imitar en este aspecto son Copenhague (Dinamarca), Lund y Malmö (Suecia) y Utrecht (Holanda), consideradas como las que más facilidades dan a los ciclistas.

Pero para poder realizar nuestros trayectos sobre dos ruedas necesitamos, además de una infraestructura urbana adecuada y una forma física razonable, necesitamos una bicicleta en perfecto estado. De esta forma disminuirán las posibilidades de que aparezcan contratiempos, y nuestra bici durará mucho más en buenas condiciones. Un mantenimiento adecuado es fundamental y a la larga ahorra tiempo y dinero en los usuarios.

Estas son las directrices fundamentales que se deben seguir para que en nuestras aventuras ciclistas todo vaya rodado:

1 Mantener la bici limpia

Con la bicicleta no siempre se va por caminos lisos y asfaltados. En muchas ocasiones se pasa por zonas de tierra o barro, y la bici no vuelve a casa en el estado más agradable. Por eso, es conveniente dar un primer lavado rápido siempre al acabar la ruta, para evitar que la suciedad se incruste y sea mucho más complicado. Es difícil en ocasiones con el cansancio, pero hay que reservar algunas fuerzas para esta labor.

Esperar mucho tiempo para quitar el barro puede convertirlo en una muy complicada tarea
Esperar mucho tiempo para quitar el barro puede convertirlo en una muy complicada tarea Shutterstock

Cuando te dispones a hacer una limpieza en profundidad de la bicicleta, los puntos más importantes en los que debemos parar son los discos y la correa de transmisión. Para ello, debemos usar un producto específico y un papel, girando mientras los pedales para asegurarnos de que queda seco al final de la operación.

Can Yaman: conoce su dieta y rutina de entrenamiento
El actor turco Can Yaman es el hombre del momento. Descubrimos qué entrenamiento y dieta lleva a cabo para mantenerse en tan buena forma.
Para quitar el barro y la suciedad de la estructura de la bicicleta es interesante usar agua a presión (no muy alta) y un jabón no abrasivo, para no dañar o corroer los componentes.

2 Engrasar los componentes

Los componentes metálicos de una bicicleta se encuentran en constante movimiento, y si no tienen una lubricación adecuada, en el roce de unos contra otros se pueden estropear.

Hay zonas como la tija (zona que une la bicicleta con el sillín, o ciertos muelles y mecanismos que no están expuestos al exterior, que se lubrican con una periodicidad amplia. No es necesario hacerlo a diario. Además, se aconseja para estas zonas utilizar grasa sólida, pues la duración de la grasa líquida es menor.

La cadena, por ejemplo, es la parte que se debe lubricar casi después de cada uso. Siempre debe estar seca antes de añadirle la grasa líquida, y si es de aceite, quitar el sobrante para evitar que se adhiera con mayor facilidad la suciedad.

Es importante asegurar que la grasa penetra por los eslabones
Es importante asegurar que la grasa penetra por los eslabones Shutterstock

Ni los discos ni las pastillas deberán nunca ser lubricados, y si sucede accidentalmente, hay que limpiar con un producto específico esas zonas a la mayor brevedad.

3 Revisar que todo funcione

Antes de salir de viaje hay una serie de tareas que debemos llevar a cabo para asegurarnos de que nuestra bicicleta funcionará como debe. En primer lugar, asegurarnos de que el cambio funciona correctamente, no hace ruidos extraños, y por tanto será más difícil que se salga la cadena.

Jornada 16 de LaLiga: 10 reflexiones de la 16ª jornada de LaLiga
Barcelona y Real Madrid continúan al frente de la tabla tras la disputa de la jornada 16 de LaLiga. Analizamos los momentos más destacados.
También la presión de las ruedas debe estar revisada recientemente. Para conocer la presión adecuada debemos mirar en el lateral del neumático donde aparece la recomendación del fabricante al respecto. Esto ayudará a evitar pinchazos.

Es esencial una correcta presión en las ruedas
Es esencial una correcta presión en las ruedas Shutterstock

No olvides echar un vistazo a los frenos de la bicicleta por si es necesario cambiar las pastillas o hay alguna anomalía. Interesa también comprobar la que la dirección es lo más precisa posible.

4 Soluciones para el camino

No todos los problemas se descubren en casa, algunos aparecen una vez hemos emprendido la marcha, por lo que deberemos llevar algunos materiales que necesitemos para no quedarnos tirados en el sitio más inoportuno.

Parches para poder arreglar los pinchazos, una multiherramienta completa, cámaras de repuesto, una pequeña bomba para hinchar las ruedas y piezas de repuesto (radios, patilla de cambio).

Llevar un kit como este puede sacarte de más de un apuro
Llevar un kit como este puede sacarte de más de un apuro Shutterstock

Estos son los cuidados básicos para utilizar la bicicleta de forma habitual, y que no debemos olvidar antes de salir a pedalear. Pero, por supuesto, los componentes de seguridad personal (casco, guantes, gafas de sol, entre otras cosas) son igualmente imprescindibles para un viaje sin incidentes ni sorpresas negativas.

Artículos recomendados