Sandía o melón: ¿cuál es mejor para una dieta fit? Sandía o melón: ¿cuál es mejor para una dieta fit?

Melón o sandía: ¿cuál es mejor para una dieta fit?

Descubre los beneficios y las propiedades de los dos alimentos más populares de cada verano. ¿Es mejor la sandía o el melón para una buena dieta fit?

Por Gabriel Fidalgo  |  12 Agosto 2022

El título de 'fruta del verano' siempre ha sido disputado por la sandía y el melón. Por lo general, ambas son muy parecidas y cumplen la misma función: refrescarnos tras una comida y aportarnos importantes nutrientes. Precisamente por esto, las dos son ideales para consumir en una dieta fit durante el verano. Pero, si solo podemos quedarnos con una, ¿cuál es la mejor opción? Vamos a examinar sus diferencias y sus beneficios para intentar resolver la duda.

La sandía y el melón son las frutas absolutas del verano en todo el mundo La sandía y el melón son las frutas absolutas del verano en todo el mundo, imagen de sustitución
La sandía y el melón son las frutas absolutas del verano en todo el mundo UnlimPhotos

Beneficios y propiedades de la sandía

La sandía es la cuarta fruta más consumida en España. De origen africano, la sandía contiene multitud de vitaminas, entre ellas la A, la C y algunas del grupo B. También nos aporta minerales como el potasio, calcio y fósforo. Además, su efecto refrescante viene de que el 95 % de su composición es agua, por lo que tampoco hay que preocuparse demasiado por otros macronutrientes. Los estudios han determinado que, por cada 100 gramos, ingerimos alrededor de 20 calorías. Sus propiedades la convierten en una fruta ideal para la salud y para una dieta basada en el fitness.

Esta fruta es rica en antioxidantes y su aporte de potasio contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso. La vitamina A nos ayudará con el mantenimiento de la piel y de la visión en condiciones normales. Por otro lado, por su gran contenido en agua, es ideal para prevenir la retención de líquidos y la deshidratación, además de ser saciante. Nos puede abastecer de vitamina C, algo que previene la aparición de arrugas y flacidez en la piel. También nos proporciona calcio y vitamina B6, mejorando nuestra salud ósea y disminuyendo el cansancio y la fatiga.

El 3 de agosto se celebra el día de la sandía y se comen todas sus partes El 3 de agosto se celebra el día de la sandía y se comen todas sus partes, imagen de sustitución
El 3 de agosto se celebra el día de la sandía y se comen todas sus partes Freepik

La sandía posee citrulina, un aminoácido no esencial muy utilizado en suplementos alimenticios para deportistas. Como consejo, busca una sandía con tono oscuro y aclarado mate, sin golpes ni rugosidades, así como con con un interior rojo y no blanquecino. Si pesa bastante y luce una mancha amarillenta y oscura en uno de sus lados, mucho mejor. Esto es un indicador de su nivel de madurez y jugosidad, ya que las más maduras se posan en la tierra por su peso en agua.

Beneficios y propiedades del melón

El melón es la otra estrella del verano, al igual que la sandía, por ser refrescante, dulce y muy saludable. Se caracteriza por un alto contenido en agua y antioxidantes, por tener un bajo aporte calórico, y por su acción diurética, lo que previene la retención de líquidos y favorece el funcionamiento de nuestros riñones. También aporta hidratos de carbono, vitaminas A, B, C, E, ácido fólico, fibra y minerales como el calcio, el hierro y el potasio. Gracias a esto, es un alimento energético y útil contra la acidez estomacal y el estreñimiento.

Los melones no son aprovechables en su totalidad Los melones no son aprovechables en su totalidad, imagen de sustitución
Los melones no son aprovechables en su totalidad Freepik

Dentro del melón podemos encontrar betacaroteno, una sustancia antioxidante y rica en vitamina A, también presente en la sandía. Esta sirve de ayuda con el funcionamiento ocular y con el mantenimiento de un tono de piel firme por más tiempo. Por otro lado, esta fruta es agua en un 90 %, algo menor a la sandía, por lo que incluye una mayor cantidad de potasio. De este modo, nos sirve para un mejor refuerzo del sistema muscular y nervioso. Además, también es más rico en vitamina C, algo bastante necesario para cicatrizar heridas, reparar roturas fibrilares y curar la tendinitis. Se podría decir que consumir melón reduce el tiempo de recuperación después de una lesión.

Existen bastantes variedades de melón, aunque no hay ninguno que sea mejor que el resto para una dieta fit. Cada uno de ellos comparte las mismas propiedades nutricionales, reduciéndose la variación a los distintos niveles de dulzura. El más común en España es la variedad piel de sapo, que tiene uno de los sabores más dulces e intensos. Los ejemplares más recomendables no tienen ningún desperfecto en el exterior y son de un color verde oscuro con toques amarillos. También pesan bastante, no son demasiado blandos y suenan huecos al darles unos ligeros golpes. La cantidad de agua, el color y el olor son los factores clave para saber si esta fruta está en su punto ideal de maduración.

El melón piel de sapo es el más vendido en España El melón piel de sapo es el más vendido en España, imagen de sustitución
El melón piel de sapo es el más vendido en España Freepik

Pero entonces, ¿cuál es mejor?

Nada nos gustaría más que responder a esta respuesta, pero es que ni los expertos e investigadores lo tienen claro, ya que sus beneficios se asemejan bastante. La diferencia más destacable entre las dos frutas es que la sandía es más hidratante por ser casi toda agua, mientras que el melón aporta más energía por su contenido en hidratos de carbono. Ambas son perfectas para una comida saludable, pero no basta con ellas para una dieta rica en nutrientes.

Artículos recomendados