Máquinas de gimnasio

Shutterstock

Máquinas de gimnasio: tipos y para qué sirve cada una

Si no eres habitual del gimnasio, la cantidad de máquinas que tienen alguno de ellos puede resultar abrumadora. A continuación, te explicamos las principales máquinas de gym que existen, cuál es su función y cuál es la que necesitas para tus objetivos particulares.

Por MENzig  |  20 Septiembre 2018

Ir al gimnasio es una opción perfecta para mantenerse en forma y llevar una vida saludable que debe completarse con una dieta equilibrada. En los centros de fitness dispones de diferentes máquinas en las que tonificar, muscular y activar todas las partes del cuerpo. Descubre con Descubre con MENzig.fit los tipos de máquinas de los gimnasios y para qué sirve cada una de ellas.

Normas básicas antes de empezar en el gimnasio

Tanto si eres un experto de gimnasio como si has decidido iniciarte en este tipo de actividad es importante conocer las diferentes máquinas que te ofrecen, cómo se usan, características, para qué partes del cuerpo están indicadas y cómo quitarles el mejor rendimiento.

Recuerda una norma básica: no se debe usar ningún aparato del gym sin un calentamiento previo. Estirar y calentar es fundamental para evitar tirones, dolores musculares o fracturas. Además -a no ser que seas todo un experto en fitness- es aconsejable contar con el asesoramiento profesional de un entrenador o coach para que elabore un programa de entrenamiento adaptado al nivel y singularidades de cada persona.

La máquina de remo es una de las más completas para entrenarse en el gimnasio.
La máquina de remo es una de las más completas para entrenarse en el gimnasio. Shutterstock

Máquinas para fortalecer diferentes partes del cuerpo

Entre las máquinas de gimnasio más habituales figuran las siguientes:

  • Bicicleta estática: uno de los aparatos de gimnasio más populares. Posibilita un entrenamiento cardiovascular que puede ser suave o intenso en función del nivel en el que esté. Es fundamental colocar el sillín a la altura de la cadera para que una vez en ella las piernas nunca queden estiradas de todo ni las rodillas choquen con el manillar. La bicicleta estática ejercita el corazón y aumenta la resistencia. También es aconsejable en caso de querer perder peso. Entre los músculos que trabaja destacan los de la parte inferior del cuerpo: cuádriceps, glúteos y músculos de la pantorrilla. En menor medida tonifica las abdominales, bíceps y tríceps.
  • Bicicleta elíptica: una máquina muy completa ya que ejercita casi todos los músculos del cuerpo, fortalece los huesos y que cuenta con el aliciente que con ella las articulaciones no sufren. Por eso, se adapta a diferentes condiciones físicas y es recomendable para empezar a hacer ejercicio después de una lesión. También contribuye a perder peso. Los bíceps, tríceps, glúteos, gemelos y perineos laterales son algunos de los músculos que tonificaremos en la bicicleta elíptica. Las lumbares, abdominales, dorsales, pectorales y la cadera también se verán fortalecidos cuando empecemos a usarla.
  • Cinta de correr: ofrece diferentes opciones de velocidad y ejercicios: caminar, correr, trotar... Aumenta la resistencia y ayuda a reducir peso de una forma más rápida que otras máquinas, como la bicicleta elíptica. Con ella se tonifican principalmente los músculos de las piernas y, en menor medida, los del tren superior.
  • Banco press: en él se trabajan sobre todo las pectorales, deltoides y tríceps, aunque se pueden ejercitar otras zonas del cuerpo. Existen diferentes modalidades de entrenamiento, destacando tres:
    • Press horizontal: es el más común. Tumbado sobre el banco hay que levantar una barra con pesos y flexionar los codos hacia el pecho. Es importante empezar con poco peso y aumentar de forma progresiva.
    • Press inclinado: también denominado clavicular. Similar al anterior pero con una inclinación de unos 45 grados, por lo que requiere de mayor esfuerzo.
    • Press declinado: la diferencia con el inclinado es que ejercita la parte baja del pectoral (costal).
  • Máquinas de remo: permiten ejercitar tanto el tren superior como el inferior. Glúteos, cuádriceps, tendones de la corva, deltoides, pectorales, bíceps o tríceps se verán ejercitados si optas por usar este tipo de aparato. Es importante apoyar bien los pies sobre los pedales, mantener la espalda recta y que las piernas no se estiren del todo. No es aconsejable en caso de problemas de espalda o columna.
  • Prensa de pierna: tal como indica su nombre se centra en las piernas, tonificándolas de modo integral, así como el tronco. Hay que sentarse apoyando la espalda formando un ángulo de 90 grados al flexionar las rodillas.
  • Dorsalera: una máquina con asiento y un sistema de poleas y una barra con la que se trabajan los músculos de la espalda. Disponen de diferentes agarres (estrecho o ancho) para ejercitar diversas zonas con varios grados de intensidad. También ayuda a mejorar nuestro equilibrio.
  • Escaladoras: también llamadas stepper. Simulan que subes escaleras, pero de forma constante y con resistencia (hay diferentes niveles). Mejoran el rendimiento cardiovascular, el muscular -especialmente el de las piernas- y tonifica los glúteos.
  • Máquina de femorales: se trabaja recostado boca abajo aunque existen algunas en las que se está en posición vertical. Fortalece los isquiotibiales o femorales, los músculos de la parte posterior de la pierna, y los glúteos.
  • Peck deck: ejercita la parte superior del cuerpo, especialmente pectorales y hombros. Se trabaja con una posición sentada.

Esta es la equipación básica que puedes encontrarte en un gimnasio aunque sus opciones se van actualizando y ampliando con aparatos como máquinas de sentadillas, con sogas, cintas de correr curva... Descubre con MENzig.fit las diferentes opciones que te ofrece tu centro de fitness para realizar ejercicio y mantenerte en forma.

Lo más leído