Lumbalgia: cuándo aparece, causas y tratamiento

Shutterstock

Qué es la lumbalgia y cómo curarla

La lumbalgia es el dolor que surje en la espalda, principalmente en la parte baja, y es una de las lesiones más comunes de los deportistas, y más común en la población en general. Aunque la mayoría del lumbago puede curarse con un poco de reposo, también hay tipos más persistentes o peligrosos que requieren tratamiento médico.

Por MENzig  |  03 Agosto 2018

La lumbalgia es un dolor que surge en la zona lumbar, y que suele estar asociado a lesiones, una mala postura o ciertas enfermedades. Descubre con MENzig.fit cuáles son las causas principales del lumbago, cómo puedes prevenirla y qué ejercicios físicos pueden ayudarte a mejorar del dolor en la parte baja de la espalda.

La lumbalgia, una dolencia común

Por lumbago se conoce al dolor intenso que surge en la parte baja de la espalda, en la zona lumbar. Se cree que 8 de cada 10 personas sufren en algún momento de sus vidas dolor de espalda. En la mayoría de los casos, se trata de lumbalgia.

El lumbago puede manifestarse como un dolor agudo o un dolor sordo (menos intenso, pero continuo en el tiempo). Además, puede desaparecer al cabo de varios días o semanas o bien ser crónico. Una lumbalgia crónica es aquella que se prolonga durante más de tres meses.

Por otra parte, el dolor lumbar es la principal causa de incapacidad laboral en las personas menores de 50 años, según los datos de la Sociedad Española del Dolor. En todo el mundo, la lumbalgia es la enfermedad que más bajas laborales provoca.

Qué provoca una lumbalgia

Si te duele la zona baja de la espalda, acude a tu médico para detectar cuál es el origen y qué tratamiento puedes seguir para aliviar el dolor. El médico probablemente te someta a algunas pruebas como un examen físico, una radiografía o una resonancia magnética.

Las causas del lumbago son numerosas:

  • Una lesión. Hernia discal, espasmo muscular o esguince de ligamentos son algunas de las lesiones que suelen provocar dolor lumbar.
  • Un traumatismo derivado, por ejemplo, de una caída.
  • Una mala postura.
  • La escoliosis o desviación de la columna.
  • Levantamiento de peso.
  • El embarazo, ya que durante esa etapa la mujer soporta más peso sobre su espalda.
  • Enfermedades como la artitris, la fibromialgia o infecciones del tracto urinario.
  • Cálculos renales.
  • Osteoporosis, que es la pérdida de densidad ósea.

¿Se puede prevenir el lumbago?

Es imposible saber si vas a padecer lumbalgia en algún momento de tu vida, pero existe una serie de rutinas diarias que pueden ayudarte en parte a evitarlo.

La primera recomendación para combatir el lumbago pasa por adquirir una postura correcta. Esto significa mantener la espalda recta, ya estemos sentados o de pie. Cuando nos sentamos, también es recomendable elevar las rodillas hasta que estén más altas que las caderas. Podemos apoyar los pies en un taburete para conseguirlo.

Si tenemos que pasar mucho tiempo de pie, y siempre que sea posible, podemos utilizar un peldaño para ir apoyando los pies de forma alternativa y así liberar de peso la parte baja de la espalda. Además, por supuesto, un calzado cómodo es indispensable.

A la hora de dormir, la mejor posición para prevenir el lumbago es tumbarse de lado y con las rodillas flexionadas. Una almohada entre las rodillas te hará seguramente sentirte más cómodo.

Si la lumbalgia persiste varias semanas es conveniente que consultes con un especialista que hará más pruebas.
Si la lumbalgia persiste varias semanas es conveniente que consultes con un especialista que hará más pruebas. Shutterstock

Los avances tecnológicos propios de una distopía que se harán realidad en 2019
El 2019 está repleto de novedades tecnológicas: la inteligencia artificial, el blockchain y los cultivos inteligentes son solo algunas de ellas.
En cuanto al ejercicio físico, procura estirar siempre al finalizar tu entrenamiento, sobre todo los músculos de la espalda y el abdomen. No fuerces si realizas alguna actividad que te produce dolor.

Y apuntarte a clases de pilates, yoga, natación o simplemente caminar todos los días, actividades que sin duda fortalecen la espalda y ayudan a corregir la postura, te será de mucha ayuda.

Tratamientos para la lumbalgia

Consulta con tu médico cuál es el mejor tratamiento para tratar la lumbalgia, de acuerdo con tu condición física y tus necesidades.

En la actualidad existen varias formas de combatir el dolor lumbar, que varían en función del origen, la intensidad y la duración del mismo:

  • Aplicar calor o hielo sobre la zona baja de la espalda.
  • Tumbarnos boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies elevados apoyados sobre un taburete o una silla.
  • Reposo, aunque con prudencia, puesto que un reposo excesivo puede debilitar los músculos y empeorar el lumbago.
  • Toma de analgésicos o inyecciones para el dolor.
  • Fisioterapia y rehabilitación.
  • Cirugía cuando la lumbalgia se debe, por ejemplo, a una hernia discal y no mejora con ningún tratamiento.

La clave a la hora de elegir el tratamiento más eficaz para mejorar el dolor lumbar radica, sin duda, en identificar qué lo provoca.

Infórmate con MENzig.fit de cómo prevenir el lumbago y cómo combatirlo si ya los sufres. Un estilo de vida saludable, con actividad física frecuente, es indispensable para hacer frente a esta dolencia tan común.

Lo más leído