Vitamina K

Shutterstock

Vitamina K: qué es, para qué sirve y qué beneficios tiene

La vitamina K es una vitamina liposoluble presente en vegetales o productos de origen animal que, entre otras cosas, previene las enfermedades cardiovasculares o ayuda a la coagulación de la sangre.

Por MENzig  |  06 Septiembre 2018

¿Quieres descubrirlo todo sobre la vitamina K? En MENzig.fit te contamos qué es y para qué sirve la vitamina K, los beneficios que produce esta vitamina en nuestro cuerpo y cuáles son los alimentos más ricos en vitamina K. ¡No te lo pierdas!

Qué es la vitamina K

La vitamina K es una vitamina liposoluble, es decir, que se disuelve en grasas. Es un nutriente imprescindible por su poder anticoagulante y también básico para la formación de los huesos. Se la conoce como la vitamina antihemorrágica.

Fue descubierta en los años 30 por el bioquímico danés Henrik Dam, que fue posteriormente premiado por su logro con el Nobel de Medicina en el año 1943, compartido con el americano Edward Doisy también por sus estudios sobre la vitamina K.

La vitamina K se puede dividir en dos grandes familias:

  • Vitamina K1: conocida también como filoquinona. Se adquiere con el consumo de vegetales o de aceites vegetales.
  • Vitamina K2: denominada menaquinona, está en productos de origen animal, en alimentos fermentados y en las bacterias de nuestro intestino.
Esguinces: medidas de prevención y grados de la lesión
Los esguinces son una de las lesiones más comunes en la práctica del deporte. Por ello, te explicamos cómo podemos prevenirlos y qué niveles de gravedad hay.

También se ha desarrollado una forma sintética, la vitamina K3 o menadiona, que se usa como suplemento con aquellas personas que no pueden sintetizar esta vitamina de forma natural.

Para qué sirve la vitamina K

La vitamina K tiene algunas funciones básicas que ayudan al correcto funcionamiento de nuestro organismo. Los tres cometidos más importantes de la vitamina K son las siguientes:

  • Coagulación de la sangre. Sin la vitamina K, la sangre no se coagularía y se producirían sangrados internos. De aquí viene su nombre como vitamina antihemorrágica.
  • Crecimiento óseo. La vitamina K es la responsable de la producción de osteocalcina, la segunda proteína del hueso después del colágeno. Esta proteína ósea aumenta la densidad del hueso y previene posibles fracturas.
  • Enfermedades cardiovasculares. Gracias a sus propiedades, las arterias se mantienen elásticas y se evita su calcificación lo que evita que se desarrollen enfermedades cardiovasculares.
Los arándanos, las moras y las frambuesas son ricas en vitamina K.
Los arándanos, las moras y las frambuesas son ricas en vitamina K. Shutterstock

Alimentos ricos en vitamina K

Hay muchos alimentos ricos en vitamina K que nos ayudarán a conseguirla de una forma natural, introduciéndolos de forma regular en nuestra dieta. Algunos de los alimentos con más vitamina K son:
  • Verduras de hoja verde: especialmente, acelga, espinaca, coles, berro y lechuga.
  • Coliflor.
  • Puerro.
  • Cebolleta.
  • Tomates desecados.
  • Zanahorias.
  • Carnes rojas.
  • Hígado.
  • Kiwi.
  • Frambuesas.
  • Arándanos.
  • Salmón.
  • Atún en aceite.
  • Arándanos.

Beneficios de la vitamina K

Ya hemos visto como la vitamina K realiza algunas funciones básicas para que nuestro cuerpo funcione a la perfección. Además de sus propiedades como vitamina antihemorrágica, tiene muchos más beneficios que ayudan a que el organismo funcione a la perfección. Los beneficios de tomar alimentos ricos en vitamina K son:

Spider-Man deja Marvel y vuelve a Sony: por qué es bueno y malo a la vez
Spider-Man deja Disney/Marvel y vuelve a Sony. Se va lejos de casa... o vuelve a la que tenía, según como se quiera ver. Porque, ¿es una buena o una mala noticia?
  • Ayuda a combatir la hipertensión. Se ha demostrado que tener niveles bajos de vitamina D y de vitamina K está relacionado con sufrir hipertensión, por lo que aportar más cantidad de estas dos vitaminas facilitará su control.
  • Previene la formación de cataratas. Las personas con altos niveles de vitamina K son menos propensas a sufrir cataratas.
  • Disminuye las ojeras. Se trata de un beneficio de carácter más estético y, quizás, de los más desconocidos. La vitamina K activa la circulación en la zona de las ojeras, haciendo que se descongestione la piel y consiguiendo así reducir el oscurecimiento de la zona.
  • Previene de la osteoporosis. Junto con el calcio, ayuda a que los huesos se mantengan fuertes debido a que es un activador de la osteocalcina.
  • Podría ayudar a prevenir el Alzheimer. Aunque hay que ser cautelosos con este tema, varios estudios desarrollados en los últimos años han puesto de manifiesto que la vitamina K podría ayudar a evitar los primeros síntomas del Alzheimer.

Carencia de vitamina K

Es poco frecuente presentar déficit de vitamina K debido a que está presente en muchos alimentos que son de consumo diario y también porque es liposoluble y permanece almacenada por largos períodos. Las personas que tienen carencia de vitamina K suelen presentar alguno de estos síntomas:

  • Sangrado de encías.
  • Aparición de moretones con mucha facilidad.
  • Hemorragias en nariz.
  • Abundante menstruación.
  • Sangre en orina y/o heces.

En caso de padecer alguno de estos síntomas, se recomienda acudir a tu médico lo antes posible para que se pueda tratar lo antes posible la carencia de vitamina K. Recuerda que introducir alimentos ricos en vitamina K ayudará a mantener los niveles adecuados de esta sustancia en nuestro organismo.

Artículos recomendados