Electroestimulación: verdades y mitos sobre este entrenamiento

Shutterstock

Verdades y mitos de la electroestimulación

La electroestimulación tuvo un boom hace unos años en España, y, aunque el número de gimnasios descendió, sigue siendo una práctica utilizada. Pero, ¿es este entrenamiento tan milagroso como parece? Te contamos las verdades y mitos sobre el entrenamiento más demandado por los famosos.

Por Patricia Badajoz  |  25 Octubre 2019

No tenemos suficiente tiempo durante la semana para hacer deporte, por eso queremos un entrenamiento, rápido, corto y eficaz. Bajo esa premisa apareció hace unos años como novedad la electroestimulación, un ejercicio consistente en corrientes eléctricas mediante el empleo de un traje especial en la sesión, que permiten causar una contracción abdominal. Según quienes lo practican (o quienes lo venden), con tan solo 25 minutos a la semana puedes obtener unos resultados óptimos.

Llegó como algo novedoso, pero en realidad esta práctica tiene décadas de antigüedad. De hecho, la Unión Soviética comenzó usándolo para estimular los músculos de los astronautas, y viendo los buenos resultados, decidieron emplearlo en los entrenamientos de sus deportistas olímpicos. A raíz de esto, fue un entrenamiento reservado para los deportistas de élite y para las clases altas de la sociedad, que se podían permitir su elevado coste. Hoy, aunque sigue teniendo un precio superior al de otros entrenamientos más comunes, es mucho más asequible, y existen muchos centros especializados donde podemos asistir para realizarlo.

Era un ejercicio reservado ara los deportistas de élite.
Era un ejercicio reservado ara los deportistas de élite. Shutterstock

¿Cómo funciona?

Los entrenamientos durarán entre 20 y 25 minutos, donde llevarás un traje con electrodos conectados a una máquina con diferentes funciones de entrenamiento. Esta tiene que ser usada por profesionales, y sus impulsos te permitirán trabajar algunas de las fibras más profundas, las cuales son difíciles de alcanzar con un entrenamiento normal.

Dentro de la sesión se llevarán los siguientes pasos:

  • Calentamiento, donde el entrenador evaluará tu condición física y decidirá qué frecuencia utilizar.
  • Entrenamiento específico, con una serie de ejercicios marcados por el instructor que realizarás mientras el traje se encarga de contraer los músculos que trabajas.
  • Recuperación. En la vuelta a la calma, usarán una función a través de la cual el traje da un pequeño masaje para conseguir relajar y calmar tus músculos.
Beneficios de entrenar durante el invierno
¿Sabías que hacer ejercicio en invierno nos aporta numerosos beneficios? Te explicamos cómo ejercitar correctamente nuestro cuerpo en invierno.

Verdades y mitos del entrenamiento de electroestimulación

Verdades

  • Aumenta la pérdida de calorías. Esto se debe a que tus músculos estarán más fuertes, y por lo tanto demandarán más calorías que perderás. Sin embargo, como todo ejercicio, es necesario ser constante en nuestros entrenamientos para poder conseguir unos resultados visibles.
  • Te permite hacer trabajos más dirigidos. Cuando hay lesiones localizadas en un punto, sobre todo en los deportes de élite, es difícil poder entrenar todo el cuerpo, por lo que la electroestimulación puede ser una solución, ya que podemos trabajar una parte del mismo. Por otro lado, hay personas a los que les cuesta perder grasa o tonificar una parte del cuerpo, ya sea por mala alimentación o por genética. Este entrenamiento te ayuda a trabajar todos los músculos y poder enfocarte en ciertas zonas.
  • No se puede realizar todos los días. En el entrenamiento de electroestimulación trabajan hasta 400 músculos, y nuestras fibras musculares no están preparadas para aguantar esa intensidad todos los días. Una vez acabas el entrenamiento, los músculos continúan activos hasta 72 horas después. Por ello, los especialistas no recomiendan hacerlo mas de dos veces por semana, tres si tu condición física es muy buena.

Mitos

  • Te pondrás en forma desde el sofá. Son muchos los anuncios en televisión que te muestran alguien que ha conseguido unos abdominales definidos simplemente con un aparato que les genera impulso eléctricos. Muy lejos de la realidad, es necesario complementar estas descargas con unos ejercicios específicos, que en los centros especializados será el entrenador quien te indique cuáles y cómo hacerlos para un rendimiento óptimo.
  • Bonitos y míticos anuncios de teletienda. Pero falsos.
    Bonitos y míticos anuncios de teletienda. Pero falsos. YouTube
  • No necesitas estar en forma. Se considera un entrenamiento de alta intensidad (HIIT), por lo que se tiene que tener una condición física mínima para poder realizarlo. En el caso de no llevar a cabo estas recomendaciones de los expertos, pueden acarrear problemas de salud y lesiones. Además no son recomendados para personas que sufren epilepsia, tumores, problemas cardiacos y embarazadas.
  • Pierdes peso. Es una de las razones por las que las personas quieren realizar este deporte, y aunque la pérdida de calorías es más rápida, es una forma de entrenamiento, no un milagro. Como cualquier deporte te permitirá bajar de peso, siempre y cuando lo combines con una alimentación sana y equilibrada.

¿Dónde realizarlo?

Hay muchos centros que se dedican exclusivamente a este tipo de entrenamiento, así que seguro encuentras uno cerca de tu trabajo o de tu residencia. Pero tenemos un par de opciones por si quieres ir a probar antes de decidir apuntarte.

La maquina debe ser controlada con profesionales.
La maquina debe ser controlada con profesionales. Shutterstock

Electro-body center es una franquicia que cuenta con diferentes gimnasios en Madrid, Valencia y Extremadura. Puedes hacer una sesión de prueba gratuita y decidir si te gusta para continuar. En Barcelona, Nytta es otro centro con este sistema de entrenamiento que además de clases individuales te ofrece clases colectivas desde 99 euros al mes.

Artículos recomendados