Cómo cocinar comida sana y fácil: consejos para hacerlo

Shutterstock

Cómo cocinar comida sana y fácil

Además del ejercicio, la base para perder peso y conseguir músculo es una buena alimentación, y de paso lograremos mejorar nuestra salud. Comer sano también puede ser fácil si sigues estos consejos.

Por MENzig  |  23 Septiembre 2018

Para mantenernos en nuestro peso sin problemas y llevar un tipo de vida equilibrada hay que cocinar la comida de una forma sana y sin excesos de grasas, pero ¿sabemos realmente cómo se hace?. Controlar el aceite que usamos, hacer al vapor mejor que frito, controlar la sal... Hoy en MENzig.fit vamos a contarte cómo cocinar comida sana y fácil con unos sencillos consejos que van a mejorar tu rendimiento deportivo y tus comidas diarias. ¿Nos acompañas?

Con estos prácticos consejos que te damos para cocinar de forma saludable más una buena dieta mediterránea puedes sacar el máximo partido a los alimentos de forma sana y sin grasas. Además, llevar un pequeño control a la hora de cocinar y seguir unas fáciles recomendaciones puede reducir bastante el contenido de calorías, grasas saturadas y colesterol. Sólo tienes que elegir alimentos sanos y saber cómo cocinarlos de forma sana y fácil. Sigue leyendo.

1 Controla la cantidad de aceite

¡No te pases con el aceite! El aceite de oliva virgen (en su justa medida) contribuye a una buena salud cardiovascular, pero abusar de él puede provocar serios problemas y aparecer la temida obesidad. Por eso controlar la cantidad de aceite que usamos al cocinar nos va a dar una comida sana. Un consejo: opta por preparar alimentos al vapor, hervidos, a la plancha o a la parrilla que son los que menos aceite necesitan para cocinarlos.

2 Vigila el horno

Cocinar al horno es fácil y muy sano, pero también hay que tener cuidado al hacerlo. Procura que la temperatura no pase de 180 grados y que los alimentos no se quemen, sobre todo la carne pues a más temperatura y más cocción, más nutrientes se pierden en el proceso. Un consejo: utiliza jugo de limón o vino blanco para bañar los alimentos mientras se cocinan, tomarán el sabor y no estarás aportando nada de grasa a la receta.

3 Reduce la cantidad de sal

Ya sabemos que la sal en exceso es perjudicial para la salud y que acarrea efectos secundarios que debemos evitar (insuficiencia cardíaca, renal, tensión arterial,...). Es una cuestión de tomar el hábito de cocinar con muy poca o sin sal, al principio costará un poco pero en unos pocos días, no la echarás de menos. Un consejo: condimenta tus platos con hierbas aromáticas y especias en su lugar, es una buena forma de tener comida sana y fácil.

El sofrito, base de la dieta mediterránea, es también la base de una alimentación saludable.
El sofrito, base de la dieta mediterránea, es también la base de una alimentación saludable. Shutterstock

4 Usa más el sofrito

Es la base de muchos de los platos saludables que deben estar en tu dieta, el sofrito es el pilar de la dieta mediterránea y debes usarlo más para preparar tu comida de forma sana y fácil. Tomate, cebolla, pimiento, ajo cocinados con un poco de aceite a fuego lento es la mejor manera de cocinar sano y saludable.

5 Al freír, escurre bien

Lo admitimos: a veces hay que tomar fritos y ¡no pasa nada!. Una cena especial, una reunión con amigos, ver un partido de fútbol,... hay muchas ocasiones en las que tendrás que freír con aceite para preparar la comida y no es un pecado. Sólo tener en cuenta no abusar de los fritos y que al cocinarlo es conveniente escurrir bien con un papel absorbente el exceso de grasa. Un consejo: con las conservas en aceite pasa algo parecido, retira el sobrante de aceite de la lata antes de comer.

6 Cambia las carnes grasas por las magras

Si te lo propones, puedes. Cambia las carnes grasas o preparadas por otras más magras como el pollo o el pavo y antes de cocinarla, retira el exceso de grasas que pudieran tener a la vista. Que quede una pieza lo más limpia y magra que se pueda.

7 La tortilla con más claras

Un clásico: utiliza más claras que yemas a la hora de hacer una tortilla. Ya que los huevos son fuente de proteínas y nutrientes, la tortilla es el mejor plato para aumentar la masa muscular. Pero si ponemos más claras que yemas estamos comiendo un aporte extra de proteínas sin apenas colesterol ni grasas. Un consejo: usa sólo una yema por tortilla, el resto añádelo en forma de claras.

8 Cocina al vapor o al horno

Cambia la sartén por cocinar al vapor o al horno, es más saludable, rápido, limpio y económico, ¡todo ventajas!. Es la manera ideal de comer sano sin perder sabor y usando muy poco tiempo en la cocina. Los alimentos conservan todos sus nutrientes, vitaminas y minerales y no se añaden grasas ni aceites extras. Un consejo: hazlo al vapor o al horno y tus platos quedarán más jugosos y con su aroma original.

9 Precaución con las salsas

Con las salsas hay que tener un poco de cuidado a la hora de prepararlas y a la de tomarlas. Para hacer salsas procura utilizar caldos de verduras, leche desnatada o aceite de oliva en lugar de mantequillas o natas que contienen grasas animales poco saludables. A todos se nos viene a la cabeza la mayonesa, ¿verdad? Puedes consumirla, claro que sí, pero en su versión sin grasa: elaborada en casa con leche desnatada y aceite.

Javier Tebas y la censura de los medios de comunicación
El presidente de LaLiga, Javier Tebas, en el punto de mira por su intento de censurar las preguntas de los periodistas.
Ahora ya sabes cómo cocinar comida sana y fácil en casa y adoptando estos sencillos consejos que te damos hoy en MENzig.fit a tu vida diaria, seguro que consigues mejorar tu dieta y tu calidad de vida. Cambiando unos pequeños gestos cotidianos en la cocina, podemos aprovechar al máximo todos los nutrientes de los alimentos y contribuir a comer más sano sin renunciar al sabor.

Lo más leído