Beneficios de entrenar durante el invierno

Shutterstock

Por qué entrenar en invierno puede ayudarnos a perder más peso y cómo debemos hacerlo para evitar ponernos malos

Ponemos mil y una excusas para evitar el entrenamiento, y si además hace frío mucho peor. Por ello es tan necesario que continúes leyendo para que entiendas que realizar deporte durante el invierno sea un plus para mejorar tu condición física.

Por Patricia Badajoz  |  19 Noviembre 2019

Este invierno estamos haciendo todo lo posible para que no dejes el ejercicio de lado, porque tener el cuerpo deseado en verano no es empezar los entrenamientos en mayo con una dieta milagro y su correspondiente efecto rebote, con el que llegas a la vuelta al trabajo igual que estabas después de Navidad.

El mayor problema de entrenar en invierno es el frío. Porque no nos engañemos, con este tiempo nuestra vida social desciende; todos nuestros amigos se encuentran el el mismo estado de hibernación que nosotros. Las bajas temperaturas nos invitan a quedarnos en casa bajo la manta y con la compañía de Netflix, pero puede que este plan cambie después de leer este artículo.

El frío del invierno hace que quemes más calorías

Entrenar en la calle o en exteriores con frío, ayuda a que aumente nuestra quema de calorías, algo que ni siquiera nos habíamos planteado hasta ahora. Esto se debe a un proceso natural de nuestro sistema inmunológico que tiene que regular la temperatura, lo que da lugar al proceso comentad. El cuerpo usa la grasa acumulada para mantener el calor corporal, lo que nos lleva a quemar hasta 100kcal por cada 15 minutos, más lo que ya estemos perdiendo con el propio deporte.

Por ello, aunque en un principio sea complicado, no solo por la pereza, el cuerpo se adapta a la perfección y lucha contra este factor, mejorando los beneficios de cada entrenamiento. Y no solo ayuda a bajar de peso mediante la quema de grasa acumulada, sino que también tiene diversos beneficios en muchas de las ramas de nuestra salud. Vamos a repasarlos.

Entrenar con frío ayuda a aumentar la quema de calorías.
Entrenar con frío ayuda a aumentar la quema de calorías. Shutterstock
  • Quemar grasa. Esta es la principal razón por la que muchas personas comienzan a hacer ejercicio y, como hemos dicho antes, nada como entrenar con frío para quitarte esas calorías de más. Un estudio de CU Sport Medicine ha descubierto que un cuerpo expuesto diariamente a las bajas temperaturas hace que tu metabolismo comience a quemar grasa, y no solo hidratos.
  • Mejora las defensas. Si eres de los que pasa todo el invierno resfriado, puede que la solución sea comenzar a hacer deporte al aire libre. Sabemos que suena raro, que lo más habitual es quedarte en casa sin salir como un ermitaño, pero prueba a hacer todo lo contrario. El ejercicio físico es una forma de calentar el cuerpo, por lo que realizarlo con frío ayudará a que tu tolerancia a las bajas temperaturas aumente. Esto lejos de debilitar tus defensas las mejora, reduciendo la posibilidad de sufrir la gripe hasta en un 30%
  • .

  • Un corazón más fuerte. Si entrenas el corazón trabaja más rápido, pero si además lo haces con frío, tendrá que esforzarse para que llegue sangre caliente a todas las partes del cuerpo, y conseguirás fortalecerlo. Realizar actividades físicas en invierno puede ayudarte a reducir de manera considerable futuros problemas cardiacos.
  • Realizar actividades física con frío ayudará a mejorar las defensas y fortalecer el corazón.
    Realizar actividades física con frío ayudará a mejorar las defensas y fortalecer el corazón. Shutterstock
  • Mejor ánimo El deporte al aire libre, además, es un gran aliado contra la depresión estacional, debido a la liberación de diferentes hormonas como la conocidísima endorfina, la betaendorfina y la noradrenalina.

La importancia de estar preparado

5 alternativas sanas al azúcar
Con estas 5 alternativas naturales, podrás sustituir al azúcar para siempre.

Ya lo habéis podido comprobar. El ejercicio durante el invierno es muy bueno para nuestra salud y para controlar nuestro peso ideal. Pero eso no significa hacerlo de cualquier forma, sin tener ningún tipo de cuidado extra en relación con realizar la misma actividad física en cualquier otra época del año. Por ello tenemos una lista con algunos consejos para poder hacer deporte con frío y no morir en el intento.

  • Equipación adecuada. Esto es algo básico para cualquier deporte y cualquier estación. Centrándonos en el invierno, la ropa térmica ayudará a que pases menos frío y que tu ropa no se humedezca.
  • Protege tu piel. Si vas a hacer deporte en la nieve será necesario un buen protector solar que evite que el reflejo del sol en la blanca nieve queme tu piel. Además, el viento y el frío hacen que tu piel se seque, por lo que será necesario una buena crema hidratante y un bálsamo de labios para evitar que se agrieten.
  • Durante la época de frío es necesario hidratar la piel y los labios.
    Durante la época de frío es necesario hidratar la piel y los labios. Shutterstock
  • Horarios menos fríos. Al igual que en verano se aconseja no practicar ejercicio en las horas donde hay más sol, en invierno el funcionamiento es el contrario. Lo suyo es intentar ejercitarte en las horas que haga más calor.
  • Calentar más tiempo. Durante el verano, el cuerpo se encuentra a una alta temperatura per se, por lo que no es necesario un calentamiento muy largo. En invierno pasa lo contrario y el frío sin un buen calentamiento puede generar alguna fea lesión.
  • Calentar antes del entrenamiento, nos ayudará a reducir la posibilidad de lesionarnos.
    Calentar antes del entrenamiento, nos ayudará a reducir la posibilidad de lesionarnos. Shutterstock
  • Quitarte rápidamente las prendas mojadas. El sudor hace que nuestra ropa se humedezca, y más aún si no llevamos la adecuada. Una vez se acabe el entrenamiento es necesario evitar que ese sudor se enfríe y dé lugar a un resfriado. Por tanto, lo mejor es quitarte la ropa, ducharte y estirar con una ropa limpia y seca
  • .

Artículos recomendados