¿Es aconsejable entrenar si estás resfriado?

Shutterstock

¿Es aconsejable entrenar cuando estás resfriado? 7 consejos para hacerlo y no empeorar

El resfriado es nuestro compañero inseparable en invierno y nos limita la actividad deportiva, la cual ya se hace bastante cuesta arriba con el frío. Por ello, te contamos si es bueno o no entrenar cuando se está constipado, y siete consejos para hacerlo sin empeorar tu estado de salud.

Por Patricia Badajoz  |  13 Noviembre 2019

El invierno es una época muy dura para entrenar. El frío no nos invita a ejercitar nuestros tríceps, sino a sentarnos en el sofá con una manta y un chocolate caliente. Además, los días son más cortos, por lo que, si llegas a casa después de las 6 de la tarde, a nadie le apetece ponerse la ropa de deporte e irse al gimnasio completamente de noche. Es hasta deprimente. Son muchos impedimentos los que se nos ponen por delante para seguir con nuestros entrenamientos, al menos, hasta Navidad.

A todo esto hay que añadirle que la temporada de frío trae consigo los resfriados. Si eres de los que vas todas las tardes al gimnasio porque sabes que si paras unos días luego será un verdadero reto volver, un constipado puede ser un gran enemigo. Por eso, te vamos a sacar de dudas sobre cuándo se debe parar y cuándo no es necesario.

Es dificil saber si entrenar es bueno o no durante el resfriado.
Es dificil saber si entrenar es bueno o no durante el resfriado. Shutterstock

'La regla del cuello' para saber si debes o no hacer deporte

Para saber si puedes o no hacer deporte, no es necesario que preguntes a tu médico (aunque siempre es recomendable), simplemente con usar la conocida como 'regla del cuello' saldrás de dudas. Dependiendo de dónde se sitúan tus síntomas será más sencillo saber si puedes o no realizar cualquier ejercicio físico.

Si los síntomas se encuentran por encima del cuello, así como secreción nasal, congestión, estornudos, dolor de garganta... propios de un resfriado normal, sí puedes continuar con tu entrenamiento. Siempre bajando la intensidad de los ejercicios, usando un descongestionante nasal, y asegurándote de lavar tus manos y limpiar las máquinas cuando acabes de usarlas para evitar contagiar al resto de personas.

Si los síntomas se localizan de cuello hacia arriba puedes realizar actividad física moderada.
Si los síntomas se localizan de cuello hacia arriba puedes realizar actividad física moderada. Shutterstock

Si tus síntomas están por debajo del cuello (tos, dificultad para respirar, fiebre o dolor articular, entre otros), podrían venir de un problema de salud más grave, así que lo recomendable es no entrenar, tomarte un descanso. Si continúas con tu entrenamiento tendrás mareos, problemas respiratorios o incluso vómitos.

7 consejos para entrenar mejor si estás constipado

5 alternativas sanas al azúcar
Con estas 5 alternativas naturales, podrás sustituir al azúcar para siempre.
Aunque el resfriado te permita entrenar siempre, es importante tomar unas precauciones extra para que puedas continuar haciendo ejercicio y que tu estado de salud no empeore.

1 La importancia de pensar el vestuario

Los tejidos térmicos, que te permiten guardar el calor de tu cuerpo y expulsan el sudor para que la ropa se mantenga seca, son las mejores opciones para hacer deporte en invierno pero tienen más importancia cuando estás constipado. Además, usa la técnica de las capas, ya que es mejor llevar varias para aislar el cuerpo, que una sola para mantener el calor.

2 Tapa tus orificios

Si entrenas al aire libre con frío, tapa la boca y la nariz con una braga. Así podrás evitar respirar el aire helado directamente y calentarlo primero.

3 Protege la cabeza y las manos

Por la cabeza se puede perder el 60% del calor corporal, por lo que usar un gorro térmico se antoja fundamental. Resistirá la humedad y las bajas temperaturas. Además, llevar guantes ayudará a soportar el frío, y en caso de que llegue un momento que no los necesites, siempre puedes engancharlos al pantalón o guardarlos en el bolsillo.

Es importante llevar gorro ya que por la cabeza podemos llegar a perder el 60% del calor corporal.
Es importante llevar gorro ya que por la cabeza podemos llegar a perder el 60% del calor corporal. Shutterstock

4 Calienta y estira

El calentamiento siempre es necesario pero en estos casos mucho más, ya que te harás una idea de en qué condición se encuentra tu cuerpo para poder continuar con el entrenamiento o no. También hay que tener en cuenta que, con el subidón de endorfinas, los síntomas pueden disimularse, pero no debes por ello subir la intensidad. Eso déjalo para la siguiente semana, de verdad. Por otro lado, es aconsejable hacer el estiramiento en caliente, por ejemplo después de la ducha y con ropa limpia.

5 Una buena hidratación

Un resfriado o la gripe aceleran la deshidratación, por lo que es muy importante aumentar el consumo de líquidos durante estos días, también a la hora de entrenar. Si vas a ejercitarte bebe antes, durante y después de la actividad. Además, aprovecha para tomar bebidas calientes como té con zumo de limón o té rooibos con zumo de arándanos, con propiedades que te sentarán de maravilla.

6 Una buena alimentación con una mayor dosis de antioxidantes

Sara Socas vs Rapder: las batallas de gallos son así, no hablemos sin saber
Aclaramos todo el lío que se ha montado en las redes a raíz de la batalla de gallos entre Sara Socas vs Rapder. Esto forma parte de la performance, señores.
Cuando estás hecho polvo, el apetito suele disminuir. Sin embargo, es necesario ingerir numerosos alimentos para superar la enfermedad, y mucho más si vas a hacer deporte. En este caso, apuesta por los hidratos, además de las vitaminas A,C y E, y los minerales como el selenio y el zinc. Todo ello te ayudará a mantener el sistema inmune y combatir los invasores que provocan la infección, y de paso hacer ejercicio con normalidad.

Es muy importante tener una buena alimentación para superar un resfriado.
Es muy importante tener una buena alimentación para superar un resfriado. Shutterstock

7 Después del ejercicio, duerme todo lo que puedas

La mejor forma de curar un resfriado es reposando, y más si lo acompañas de actividad física importante. Puedes ir al gimnasio, pero duerme más de lo que lo haces habitualmente.

Artículos recomendados