La rutina de entrenamiento de Adama Traoré, y por qué nunca conseguirás sus músculos

instagram/@adamatrd37

Por qué Adama Traoré no necesita las pesas para tener esos brazos y tú sí

Todo el mundo habla de la exuberancia física de Adama Traoré, y de cómo lo ha conseguido sin hacer pesas. Pero la magia no existe. El secreto de Adama reside en su genética y en un entrenamiento alternativo lleno de potencia. Él no necesita para nada las pesas, pero el resto de humanos sí.

Por Guillermo Galindo  |  09 Octubre 2020

Que Adama Traoré es una bestia lo sabemos todos desde 2018, cuando empezó a destacar en los Wolves con un físico dos o tres superior al de sus rivales, como aquel niño de sexto de primaria que jugaba en el recreo contra los de tercero. Sin embargo, aquí la edad no es la explicación a tanta diferencia. Y podemos ir más allá: tampoco lo es su rutina de entrenamiento. Aquí influye un factor contra el que no se puede hacer nada, la genética.

Una genética prodigiosa... sin olvidar el trabajo

La primera foto es de 2013, de un Adama con 17 años. La segunda, de diciembre de 2019, con 23. El jugador nacido Hospitalet de Llobregat con ascendencia de Mali ha experimentado un cambio físico en seis años digno del Capitán América, pero sin ser un experimento en medio de una guerra mundial. Es verdad que en cierto momento todos ensanchamos y pasamos a tener cuerpo de hombre, pero no nos convertimos en culturistas. Solo hay que ver imágenes de Adama en el Barça B en la temporada 14/15, solo una después de la foto. Parece otro.

Adama Traoré en el Barça B en 2015.
Adama Traoré en el Barça B en 2015. Twitter

¿Cómo es posible? ¿Qué ha hecho él bien en la vida que nosotros no? La respuesta: tener esos genes. Todos somos iguales, pero no en los cuerpos. Hay privilegiados que no cogen peso por mucho que engullan, y otros privilegiados que son auténticos toros a nada que hagan un poco de ejercicio. Y luego, el resto de desgraciados, que ni conseguimos adelgazar ni ponernos fuertes. El ejercicio, la dieta y el descanso llegan hasta donde llegan, la genética es un factor diferencial. Y la genética de la familia Traoré es digna de estudio. Aquí tenéis a su hermano, Moha Traoré.

Este es Moha Traoré. ¿Qué le dan de comer a los Traoré?
Este es Moha Traoré. ¿Qué le dan de comer a los Traoré? UD Melilla

Impresionante, eso está claro. Por tanto, no os obsesionéis con intentar tener el cuerpo de los Traoré, porque para ello influye un factor genético contra el que no podéis hacer nada. Es un don. O se tiene o no se tiene, como la magia de Messi. Además, en el caso de Adama, el músculo no le ha hecho perder un ápice de su velocidad. No es Akinfewa, no es un tronco (en el buen sentido) musculado pero lento a la hora de correr. Es que el de los Wolves, además de su hipertrofia, es una bala.

Pubalgia: qué es, síntomas, ejercicios y prevención
Te contamos cómo se produce la pubalgia, una de las lesiones más temidas entre los deportistas: causas, prevención y tratamiento.
Pero hasta aquí nuestro elogio a la genética de Adama. Y es que detrás de ese físico no solo hay una gracia divina, sino un trabajo constante. Él comenta en cada entrevista que no levanta pesas, pero eso no quiere decir que no haya un trabajo de fuerza que explique tanto músculo junto. No penséis que la genética lo es todo y que se ha puesto así sentado en el sofá. Le ayuda, evidentemente, a ser como Hulk con más facilidad, pero para ello debe esforzarse en el gimnasio como lo hace. Igual que Messi no sería el GOAT si no se hubiera cuidado, Adama no sería un portento sin una rutina de entrenamiento tan especial como la suya. Vamos a verla.

La rutina de entrenamiento de Adama Traoré (y el secreto del ejercicio isoinercial)

¿No hacer pesas es sinónimo de no entrenar? Ved este vídeo y respondeos vosotros mismos.

Ahora entendéis por qué decíamos que la genética ayuda, pero no es lo todo, ¿verdad? Adama Traoré sigue diariamente un entrenamiento enfocado en deportes de intensidad intermitente, por eso ha conservado su punta de velocidad intacta. Desde su llegada a Inglaterra, y consciente de sus posibilidades innatas, se rodeó de un nutricionista, un entrenador personal y un fisio. Con estos dos últimos ideó un plan específico de entrenamiento en el que trabaja mucho el core y el tren inferior. Pero, ¿no ejercita con los brazos y los tiene así? Mentira.

Como decíamos antes, no todo es levantar pesas. Adama cuenta con uno de los grandes inventos en el mundo fitness, la máquina isonercial. Estamos hablando de una polea que te devuelve toda la fuerza con la que tiras de ella. Es un ejercicio explosivo en el que se ejercitan la fase concéntrica, isométrica y excéntrica del músculo.

  • Fase concéntrica: se estimula al tirar con fuerza de la polea.
  • Fase isométrica: se estimula justo en la transición entre ejercer tú la fuerza y aguantar la que te devuelve la polea.
  • Fase excéntrica: se estimula cuando la polea te devuelve toda la fuerza que tú habías administrado en la fase concéntrica.

Como no todos podemos optar a estas herramientas, tenemos poleas o incluso [i/]https://www.menzig.fit/a/bandas-elasticas-resistencia-entrenamiento-ejercicios/[/i] que pueden acercarse humildemente a lo que hace Adama Traoré. En total, estos son algunos de los ejercicios de su entrenamiento personal:

LeBron James le cede el '23' a Anthony Davis
LeBron James cede su dorsal '23' a Anthony Davis en Los Angeles Lakers, y volverá al 6 que lució en Miami Heat.
  • Máquina isoinercial
  • Remo explosivos
  • Sentadilla explosiva
  • Sled pulls
  • Flexiones con palmada en la espalda
  • Puente de glúteos
  • Abdominales excéntricos

Esto es Adama Traoré. Una genética prodigiosa y un entrenamiento sin pesas, pero extenuante y muy duro. Ya conocemos el secreto de su hipertrofia y su desarrollo muscular. Y no, tú no podrás alcanzarlo.

Artículos recomendados