Abductor y aductor: qué son y qué diferencias hay

Unsplash

Abductor y aductor no son lo mismo: la diferencia que debes saber si haces deporte

Los abductores y aductores son músculos con funciones diferentes, así que, si quieres trabajarlos bien, debes conocer para qué sirve cada uno.

Por Guillermo Galindo  |  24 Septiembre 2020

En 2003, Alejandro Sanz lanzó 'No es lo mismo', una de sus canciones más icónicas. Con ella ganó dos Grammy Latino, pero pudo haber conseguido un logro aún mayor de haberlo incluido en su tema: hacernos entender que abductor y aductor tampoco son lo mismo.

Como sabemos de sobra, muchas veces las letras y frases de canciones se nos quedan grabadas en la memoria, o nos sirven para aprender algo nuevo. Vale que Alejandro Sanz enseñó a la comunidad angloparlante que, en castellano, no es lo mismo ser que estar, pero si hubiera añadido ese pequeño guiño a dos de los músculos más importantes de nuestro cuerpo, nos hubiera ahorrado años y años de confusiones, tanto por parte de deportistas como de periodistas. Porque sí, abductor y aductor son dos músculos diferentes, y ya es hora de aprender a distinguirlos.

Funciones del abductor y el aductor

La gran diferencia entre el abductor y el aductor reside en la función que tiene cada uno de ellos y el movimiento que realizan. Los abductores ejecutan los movimientos de abducción, que consisten en alejar la pierna de su eje, del resto del cuerpo, también conocido como plano sagital. En otras palabras, los abductores nos ayudan a poder separar las piernas.

El aductor, como podéis imaginar, realiza el movimiento contrario. Los llamados movimientos de aducción consisten en acercar la pierna al eje, a la línea del resto del cuerpo. Es decir, sirven para poder cerrar las piernas.

Los abductores se sitúan en la cara externa del muslo, y los aductores, en el interior. Son, por tanto, antagonistas, pero a la vez no pueden vivir el uno sin el otro. Son como Batman y el Joker si Gotham fuera nuestro cuerpo. Los aductores y abductores, aunque realizan la actividad contraria, se complementan y ayudan entre sí a la hora de otorgarnos la estabilidad y el equilibrio necesarios. No podemos decantarnos por ninguno de los dos, porque necesitamos ambos en nuestro día a día.

Pubalgia: qué es, síntomas, ejercicios y prevención
Te contamos cómo se produce la pubalgia, una de las lesiones más temidas entre los deportistas: causas, prevención y tratamiento.
Hasta aquí el conocimiento básico, el que debemos saber sí o sí a la hora de entrenar, para hacernos los interesantes o cuando nos informen en las noticias de la lesión de un futbolista. Ahora que ya conocemos la principal diferencia y las funciones que acometen, vamos a profundizar más en los abductores y aductores, y para ello, lo fundamental es conocer qué músculos integran cada zona.

Músculos de los abductores

Recordemos que los abductores se sitúan en la parte externa del muslo. Realizado este pequeño apunte, estos son los seis músculos que forman el abductor:

  • Glúteo mayor
  • Glúteo mediano o medio
  • Glúteo menor
  • Músculo piramidal
  • Músculo sartorio
  • Tensor de la fascia lata

Como curiosidad, en los abductores tenemos el músculo extensor de la cadera por antonomasia (glúteo mayor) y el músculo más largo del cuerpo humano (músculo sartorio). No debemos olvidarnos tampoco del tensor de la fascia lata, cuya lesión, conocida como síndrome de la cintilla iliotibial o 'rodilla del corredor', es una de las más comunes en el mundo del running.

Músculos de los aductores

Los aductores, por su parte, se encuentran en la parte interna del muslo. Estos son los cinco músculos que forman el aductor:

  • Músculo pectíneo
  • Músculo aductor largo
  • Músculo grácil o recto interno
  • Músculo aductor corto
  • Músculo aductor mayor

'Yo Perreo Sola Remix', la redención de Bad Bunny con Nesi
'Yo Perreo Sola', el hit de Bad Bunny, no sería lo mismo sin Nesi. Y ha necesitado un remix para darse cuenta.

Cada músculo de la zona del aductor es independiente y realiza su propia tarea, aunque la labor común sea la misma. Por ejemplo, el músculo grácil ayuda a flexionar la rodilla, así que más te vale no dañarlo.

Artículos recomendados