Instagram @ironmantri

La historia del Ironman, uno de los triatlones más duros del mundo

Convertirse en el Iron Man de Robert Downey Jr. es difícil, pero casi todavía más complicado es ser un Ironman. Conoce los orígenes y los récords de una de las modalidades de triatlón que más esfuerzo requiere.

Por Roberto Méndez  |  24 Marzo 2021

Abrid un documento de Word, porque hoy es día de teoría y toca coger apuntes. Vamos a hablar de la historia del Ironman, pero no del superhéroe de Marvel que se te ha venido a la mente, sino de una de las modalidades de triatlón más duras del mundo. Se denomina como el superhéroe de Tony Stark para definir como 'Hombres de Hierro' a todos aquellos participantes que logran llegar a la meta, pues no son muchos los que lo consiguen...

La historia del verdadero Ironman

El Ironman es una de las competiciones de triatlón más complicadas. En ella, como podéis intuir, se combinan diferentes deportes como la natación, ciclismo y carrera a pie, pero hay mucho más. Solo con ver el número de kilómetros que hay en cada prueba, nos damos cuenta de por qué solo es apta para personas de hierro: 3,86 kilómetros a nado, 180 kilómetros sobre ruedas y 42,2 kilómetros de pie. El tiempo límite es de 17 horas para completarlo. Cansa solo con leerlo, ¿verdad?

En 2021, el Ironman cumplió 43 años desde que se realizara por primera en Kailua-Kona (Hawái) un 18 de febrero de 1978. El motivo, resolver un conflicto. Aunque parezca algo más propio de una película, durante un banquete de celebración del club de natación estatal Waikiki, al cual también asistieron corredores de la Mid-Pacific Road, se originó una discusión entre marines y runners cuando el teniente estadounidense John Collins debatía sobre quién era el atleta más completo. Este consideraba que no era ninguno de los presentes en la ceremonia, sino un ciclista belga llamado Eddy Merckx, participante de la Around-Oahu Bike Race, por su gran consumo de oxígeno, parámetro primordial en el rendimiento y resistencia de un atleta.

Imagen previa al inicio de la primera competición de Ironman en Hawái (1978) Imagen previa al inicio de la primera competición de Ironman en Hawái (1978), imagen de sustitución
Imagen previa al inicio de la primera competición de Ironman en Hawái (1978) YouTube/Revista Triatlón

Esto no sentó bien a aquellos que no montaban en bicicleta, que consideraban a estos deportistas de segundo nivel. Para poner punto y final a esta discusión, en 1978 el mismo Collins decidió unir las tres pruebas que había en el archipiélago de Hawái en una misma carrera a modo de solución salomónica para descubrir quién era más 'Ironman', si los nadadores, los ciclistas o los corredores:

  • Waikiki Roughtwater Swim. Una competición de natación en aguas abiertas con una distancia total de 3.8 km.
  • Around-Oahu Bike Race. Una competición de ciclismo con 180 km de ruta.
  • Maratón de Honolulu. Una competición de carrera con 42.195 km de recorrido.
  • ¿Puedo hacer deporte con alergia? 5 consejos
    Te mostramos 5 consejos y trucos para poder hacer deporte de la mejor manera posible si tienes alergia.

En su primera edición participaron un total de 15 atletas, de los cuales 3 se quedaron a mitad de camino debido a su gran nivel de exigencia. La historia terminó con Gordon Haller, un taxista estadounidense de Honolulu, como ganador tras más de 11 horas. Haller fue apodado como Ironman en referencia al superhéroe que por aquel entonces ya había dibujado Stan Lee en sus cómics. Guionistas de Hollywood, ¿por qué no hicisteis a Robert Downey Jr. taxista en sus inicios como homenaje al bueno de Gordon Haller?

Tras el gran reconocimiento de la primera edición, a partir de entonces la competición pasó a ser mixta y el número de participantes fue aumentando de manera considerable hasta que, en 1985, se estableció un límite de 1.500 personas, multiplicando así por 100 las inscripciones que hubo en 1978.

Con más de 4 décadas de historia, este triatlón de Kailua-Kona se ha convertido en uno de los eventos deportivos más esperados cada año. Su éxito ha sido tan arrollador que la competición se ha expandido por todas las partes del globo. De hecho, en España se celebra el Ironman de Lanzarote desde 1992. Quizás no podamos derrotar a Thanos quitándole el Guantelete del Infinito, pero sí que podemos convertirnos en un hombre de hierro sin necesidad de portar la armadura de Industrias Stark.

La evolución de los récords en Hawái

Los competidores en esta disciplina han ido evolucionando conforme han pasado los años y esto se debe principalmente a su profesionalización, pues actualmente existen muchos más entrenamientos que han provocado que el taxista de hierro haya quedado el último en la lista de los tiempos récords. El Ironman de Hawái es conocido mundialmente por ser el más popular del planeta y hasta el año 1993 los únicos ganadores fueron estadounidenses, quienes se batían sus propios récords hasta poner el cronómetro muy cerca de las 8 horas con Mark Allen a la cabeza, un dato que nos deja la boca abierta en comparación a las casi 12 horas de Haller.

'Divagando con Ramón': ¿Cómo serán las discotecas del futuro?
¿Cómo serán las discotecas en la nueva normalidad? ¿Nos comportaremos igual? Y dentro de unos años, ¿serán virtuales?

Ya en 1994, el australiano Greg Welch se coronó como el primer campeón extranjero de la competición y, dos años después, llegaría el primer ganador procedente de Europa. En 1996, el alemán Luc Van Lierde se encargó de hacer historia para el continente europeo y establecer un nuevo récord con un tiempo 8:04:08, el cual estuvo inamovible durante 15 años.

Por último, durante esta última década, hay que destacar los números que hemos visto desde 2016, donde la batalla entre los alemanes Patrick Lange y Jan Frodeno batiendo récords continuamente como si fueran Cristiano Ronaldo y Messi ha sido todo un hito. En 2018 el cronómetro bajó por primera en su historia de las 8 horas, mientras que, en la última competición que se realizó en 2019, Frodeno puso el récord mundial actual en 7:51:13. Ambos son la muestra del potencial alemán en el deporte al igual que el Bayern de Múnich en la Champions League.

Riesgos y secuelas de convertirse en Ironman

Esta prueba implica llevar tanto la capacidad física como la mental al límite, requiriendo una preparación muy profesional. Algunas de las secuelas que produce en nuestro cuerpo son:

  • Fatiga extrema y problemas en la piel y los músculos, similares a una sensación de envejecimiento prematuro que tarda en recuperarse unas semanas.
  • Tener una alteración de iones en nuestra sangre conocida como Hiponatremia en el caso de no controlar a la perfección la hidratación.
  • Elevación de biomarcadores de daño muscular y múltiples inflamaciones que se mantendrán durante semanas.
  • El sistema inmune queda aturdido y es más fácil sufrir enfermedades o contagios.
  • Es común pasar por un trastorno anímico conocido como 'depresión post-Ironman'.

Ser un atleta con poderes no es una tarea sencilla, y es aconsejable realizar previamente otros tipos de triatlón antes de llevar tu cuerpo al límite con este. Realizar un Ironman es el ejemplo más directo de que el entrenamiento, la constancia y la mentalidad son claves para hacer realidad lo que uno se propone.

Artículos recomendados