Hongos en los pies: cómo evitarlos

Shutterstock

Consejos para mantener tus pies alejados de los temidos hongos

La mitosis, más comúnmente conocida como "hongos en los pies", o "pie de atleta", es una infección muy común, pero no por ello debemos ignorarla. Te damos trucos para evitar esta infección y qué tratamiento debes seguir para eliminarlos si ya tienes hongos en los pies.

Por Ramón Fernández  |  20 Agosto 2019

El pie de atleta es una infección que se produce en las plantas de los pies, o entre los dedos, y que, aunque no sea peligrosa y sí mucho más común de lo que todos pensamos, puede llegar a ser muy molesta para aquel que la sufre. Por eso, no cuesta nada seguir unas cuantas directrices en pos de mantener nuestros pies en el mejor estado posible, especialmente en verano, pues los microorganismos que provocan este tipo de problemas tienen más facilidad de aparecer en lugares cálidos y húmedos.

Concretamente son los dermatofitos los hongos que producen esta afección. Estos atacan a la epidermis y a otros tejidos externos del cuerpo humano, es decir, que no solo se quedan en la piel, sino que también pueden aparecer en el pelo y en las uñas. Estamos hablando de un problema más común en hombres, y concretamente en hombres jóvenes.

Los pies son una parte del cuerpo esencial, que debemos cuidar siempre
Los pies son una parte del cuerpo esencial, que debemos cuidar siempre Shutterstock

¿Cómo se transmiten?

En la mayoría de los casos estamos hablando de una infección de muy fácil contagio, más si cabe en el caso de tener el sistema inmunitario debilitado, si eres diabético, o si has padecido recientemente del mismo problema. Sin embargo, aunque no te encuentres en ninguno de los tres grupos anteriores, los hongos pueden aparecer en muchas situaciones. Una de ellas, la más habitual, es caminar descalzo por un lugar concurrido, con mucha humedad y altas temperaturas. Es decir, las duchas públicas. Por eso, se aconseja fervientemente llevar chanclas si se va a hacer uso de una ducha en el gimnasio, en la piscina o en la playa. Además, el uso de zapatillas de deporte, que son muy cerradas y se suelen sudar, también puede ser un factor de riesgo.

¿Cómo sé si tengo hongos?

Si te estabas imaginando los hongos como los que te encuentras en el monte para comer, obviamente estás equivocado. Tampoco se parece al moho verde que le sale a muchos alimentos cuando están estropeados (o en el queso azul). No, estamos hablando de unos organismos que físicamente apenas son visibles.

Sin embargo, se dejan notar. En primer lugar por el prurito, es decir, los picores que producen. Pueden llegar a ser algo realmente molesto. Además, las erupciones o granos que aparecen en la piel. Otra de las consecuencias habituales es la sequedad en la piel de los pies, que se termina escamando.

10 alimentos baratos e ideales para ganar masa muscular
Os dejamos una lista con 10 alimentos baratos para conseguir masa muscular. Ya puedes lograrlo sin dejar vacíos tus bolsillos.
De hecho, si tienes una infección muy avanzada y no la has tratado pueden llegarse a producir ampollas y heridas, así como infectarse las uñas, que es la zona más peligrosa. Tener hongos en las uñas es doloroso, y si no se trata adecuadamente, el dolor puede llegar a ser crónico. En el caso de la onicomicosis (hongos en las uñas), puede producirse de forma independiente, sin tener a la vez pie de atleta, aunque es lo normal, y se distingue por un ligero cambio de color en las propias uñas.

Los hongos en las uñas son especialmente desagradables
Los hongos en las uñas son especialmente desagradables Shutterstock

Prevenir los hongos

Como ya hemos comentado, las chanclas en lugares cálidos y húmedos como duchas, saunas, etc, son fundamentales. En segundo lugar, es aconsejable utilizar productos para evitar los malos olores y la humedad en los pies, pues al mismo tiempo estarás también evitando la proliferación de hongos. Por último, es aconsejable que los pies se encuentren aireados, es decir, que llevar zapatillas o zapatos cerrados, con calcetines durante todo el día no es bueno para nuestros pies.

Curar los hongos


Otra cosa muy distinta es cuando los hongos ya han llegado y no parece que tengan intención de marcharse. Bueno, en muchos casos de infecciones muy leves se marchan por sí solas, y puede darse el caso de que el afectado ni siquiera se haya dado cuenta. Para casos más graves encontramos los tratamientos tópicos, es decir, en cremas. Y los tratamientos por vía oral, que son más fuertes y pueden producir efectos secundarios.

Eso sí, es imprescindible seguir al pie de la letra las instrucciones, ya sean del podólogo o del prospecto que incluya el producto. Porque abandonar el tratamiento antes de tiempo puede provocar que se produzca una recaída en el mismo problema, aunque parezca que ya ha desaparecido.

Si quieres eliminar toda duda, lo mejor es ir al podólogo y seguir sus indicaciones
Si quieres eliminar toda duda, lo mejor es ir al podólogo y seguir sus indicaciones Shutterstock

En los últimos años se ha popularizado también el uso de tratamientos fungicidas por medio de láser. Es una técnica bastante nueva, pero que permite, por ejemplo, eliminar los hongos de las uñas en unas pocas sesiones.

El pie de atleta, hongos en los pies o tiña del pie, no es una infección peligrosa para la vida de quien lo sufre, ni mucho menos. Tampoco debería desembocar en otros problemas más graves. Pero sí es algo molesto, contagioso, y que en según que situaciones puede llegar a ser muy doloroso. Por lo tanto es importante que mantengamos siempre nuestro calzado y nuestros pies limpios, secos y aireados.

Artículos recomendados