Beneficios de entrenar jugando al golf Beneficios de entrenar jugando al golf

¿Quieres ejercitarte de forma relajada? El golf podría ser la inesperada solución a lo que buscas

El golf es más que un "deporte de ricos". Descubre las ventajas a nivel fisiológico que tiene esta actividad para nuestro cuerpo.

Por Gabriel Fidalgo  |  02 Septiembre 2022

Para poder mejorar nuestra calidad de vida practicando algún deporte no es obligatorio tener que apuntarse a fútbol y baloncesto si no te gustan. Tampoco es obligatorio resignarte a realizar un deporte alternativo en el que te vayas a dejar la vida en ello, como el ciclismo, el running o cualquier deporte de contacto. Hay otros deportes más estáticos que nos pueden ayudar a llevar una buena rutina de ejercicio. El ejemplo perfecto de esta clasificación es el golf, una práctica que resulta beneficiosa para nuestro físico y para nuestra mente.

El área en la que se encuentra el hoyo se conoce como zona verde o 'green' El área en la que se encuentra el hoyo se conoce como zona verde o 'green', imagen de sustitución
El área en la que se encuentra el hoyo se conoce como zona verde o "green" Envato Elements

Históricamente, la práctica de esta actividad se ha asociado a la gente con un alto nivel económico, pero jugar en la actualidad es algo más asequible para todos. Los campos de golf son lugares rodeados de naturaleza, en los que practicar ejercicio también tiene un componente social añadido. Esto se debe, más que nada, a que es algo que se suele jugar en grupo y permite socializar con los compañeros. Sabiendo que es algo que podemos disfrutar con lo demás, estos beneficios que aporta a nuestro cuerpo quizá te hagan decidirte a probarlo...

Fortalece el corazón

Está demostrado que caminar durante media hora al día reduce la presión arterial y las posibilidades de poder sufrir un infarto. Nuestro sistema circulatorio aumenta su flujo y dinamismo cuando estamos activos y realizamos una actividad física. En una partida de golf se camina tranquilamente durante horas sin apenas darse cuenta, ya que es uno de los deportes más entretenidos que existen. Como se trata de una actividad de baja intensidad, es ideal para activar nuestro corazón de forma segura. El juego completo tiene 18 hoyos que superar, lo que implica caminar alrededor de 10 km. Esto también favorece el incremento del colesterol bueno y la prevención de la osteoporosis.

Los campos de juego tienen grandes recorridos a pie Los campos de juego tienen grandes recorridos a pie, imagen de sustitución
Los campos de juego tienen grandes recorridos a pie Envato Elements

Mejora la circulación

La falta de actividad física puede provocar que los vasos sanguíneos pierdan su elasticidad natural con el tiempo y esto conlleva que el flujo de la sangre se vuelva más difícil. Por este motivo, las personas sedentarias tienen mayor propensión a sufrir de una enfermedad del corazón. Para evitarlo es necesario practicar algún deporte que active la circulación sanguínea y potencie el bombeo de la sangre hacia las extremidades. Los mejores deportes para conseguir este efecto son los que son constantes y no requieren de un esfuerzo excesivo, como el golf. Practicarlo más de una vez a la semana será beneficioso para el cuerpo, ya que hará que la circulación vaya mejorando.

Reduce el sobrepeso

Como el golf es un deporte que no conlleva un sobreesfuerzo excesivo, se trata de uno de los mejores para adelgazar a largo plazo. Algunas prácticas requieren de un mayor trabajo físico, lo que hace que quememos muchas calorías. Sin embargo, el cuerpo luego necesita reponerlas y tendemos a comer en exceso para ello. Esto no pasa con el golf, ya que es un deporte aeróbico en el que se van quemando calorías lentamente. Jugar 18 hoyos constituye una distancia notable, y se ha estimado que el nivel de gasto energético de una sesión así está entre las 1.200 y las 1.400 kilocalorías de media.

Quemaremos alrededor de 6.000 calorías aunque usemos un carrito de golf Quemaremos alrededor de 6.000 calorías aunque usemos un carrito de golf, imagen de sustitución
Quemaremos alrededor de 6.000 calorías aunque usemos un carrito de golf UnlimPhotos

Fortalece los músculos, los huesos y las articulaciones

El movimiento para golpear la bola, conocido como swing, exige una coordinación perfecta del cuerpo, que tiene que girar al unísono para dar un golpe fuerte y preciso. Por este motivo, es recomendable calentar de antemano y saber tener una postura correcta, ya que al hacer un swing se mueven manos, muñecas, brazos, hombros, espalda, cintura, abdomen y piernas. Con la espalda recta, las piernas ligeramente flexionadas, la cabeza elevada y la cadera hacia delante tendremos una postura con la que evitaremos posibles lesiones, que pueden llegar a ocurrir si no cuidamos bien el movimiento. Cada uno de los golpes también ayuda a tonificar las extremidades y mejorar la flexibilidad general.

Reduce el estrés

Como con cualquier actividad física, al jugar al golf segregamos endorfinas que producen euforia y confianza en uno mismo, mejorando el estado de ánimo, favoreciendo la relajación y disminuyendo la ansiedad. El componente social de esta práctica también hace que nos podamos sentir bien más allá del propio ejercicio, ya que, mientras hacemos deporte, podemos pasar un rato agradable con los compañeros o amigos. Por otro lado, al estar en un entorno natural, también disfrutaremos de los rayos de sol, del aire puro del campo o del sonido de los pájaros. El ambiente en sí suele ser muy relajante y lo podemos aprovechar al máximo sin necesidad de hacer mucho esfuerzo.

El golf es una de las actividades que más favorece las interacciones sociales El golf es una de las actividades que más favorece las interacciones sociales, imagen de sustitución
El golf es una de las actividades que más favorece las interacciones sociales Envato Elements

Fomenta la concentración

En una partida de golf es inevitable hablar de concentración. En todo juego en el que hay ganadores y perdedores, cada movimiento constituye un desafío con uno mismo por intentar hacer hoyo con los menores movimientos posibles. El viento, la posición y situación de la bola, el palo, el relieve y la colocación de la bandera en el campo influyen en un golpe de éxito. Tener en cuenta todos los factores y pegar bien requiere de máxima concentración en el momento del golpe, algo que también redundará en una mejora de la capacidad de concentración. Es casi obligatorio tener todos los elementos presentes constantemente si se quiere ganar de la mejor manera posible.

Artículos recomendados