La rutina de entrenamiento de Daniel Craig para ser James Bond por última vez La rutina de entrenamiento de Daniel Craig para ser James Bond por última vez

Universal Pictures

La rutina de entrenamiento de Daniel Craig para 'No Time to Die': ni 007 es inmune al paso del tiempo

Daniel Craig lleva desde 2006 interpretando al espía más famoso de la historia. Meterse en la piel de este personaje supone todo un reto tanto mental como físico, y en 'No Time to Die' ha tenido que someterse a un entrenamiento diferente para que no se note que este James Bond supera ya los 50 años.

Por Susana Navas  |  06 Octubre 2021

Durante quince años, Daniel Craig ha tenido el honor de interpretar a uno de los ¿dos, tres? personajes más icónicos de la historia del cine. De 2006 a 2021, Daniel Craig ha sumido la responsabilidad de ponerse en la piel del agente 007. Quince años que culminan con una merecida retirada en su quinta y última película, 'No Time to Die' ('Sin tiempo para morir').

Tras cuatro películas protagonizadas por Pierce Brosnan, la interpretación de Craig supuso un soplo de aire fresco al personaje, en parte regresando a los orígenes del mismo, por su carácter más frío y calculador y mucho menos sarcástico que el anterior.

Sin entrar en qué películas son mejores o peores, y centrándonos puramente en el cambio físico de Daniel Craig, el actor tuvo que someterse desde el rodaje de 'Casino Royale', su primera peli Bond, a un duro entrenamiento para equiparar su físico a los estándares de un personaje de acción actual. Nunca un Bond estuvo tan fuerte, pero desde que Tom Cruise marcara el camino de lo que serían las películas de acción en 'Misión Imposible', todo actor que se preste a protagonizar un film de este tipo ya sabe lo que le espera.

El cambio físico de Craig se produjo gracias al trabajo del entrenador personal Simon Waterson, quien se unió a Craig desde la primera entrega de 007 y ha compartido con él lo que supone transformar a un hombre en un superhombre. En ello es experto el bueno de Waterson, pues fue él quien se encargó de la increíble transformación de Chris Evans en el Capitán América.

Quince años después, el actor y el entrenador siguen trabajando juntos para poder ver a Craig interpretando al espía británico. Pero, ¿cómo ha sido la rutina para 'No Time to Die', cuando el actor sobrepasa ya la mitad de siglo?

Los años no pasan en vano, agente 007... y eso se nota en el entrenamiento

Hay que ser consciente de que es prácticamente imposible ver al mismo Daniel Craig/James Bond que perseguía a Mollaka en la primera escena de 'Casino Royale' haciendo parkour por el camino. Los años pasan, y el propio Craig ha afirmado su interés de que esto se vea reflejado en el personaje, para dotar al mismo no solo de una evolución física, sino mental y ética.

La edad de Craig, por tanto, fue un factor esencial a la hora de considerar un cambio en la rutina de entrenamiento. "En 'Casino Royale', le veías salir del agua y te imponía. Estaba enorme, parecía capaz de matar a quien se le pusiera por medio", apunta Waterson en una entrevista para Men's Health UK. "En 'Quantum of Solace', 'Skyfall' y 'Spectre', es más rápido y mucho más eficiente. Ahora, hay que darse cuenta de que tu cuerpo no está capacitado para hacer muchas de las cosas que podías hacer en la treintena. Eso no significa que no puedas estar en forma, o lucir estéticamente increíble. Es habitual cambiar el entrenamiento para condicionarte a la edad".

Para ello, optaron por realizar ejercicios de peso corporal, centrados sobre todo en prevenir lesiones que pudieran lastrar al actor en el rodaje. Aun así, estas pueden ocurrir de la forma más tonta. Durante el rodaje de una persecución en 'No Time to Die', Craig se resbaló y tuvo que operarse del tobillo, permaneciendo dos meses de baja.

Una operación de tobillo obligó a parar más de dos meses el rodaje de 'No Time to Die' Una operación de tobillo obligó a parar más de dos meses el rodaje de 'No Time to Die', imagen de sustitución
Una operación de tobillo obligó a parar más de dos meses el rodaje de 'No Time to Die' Instagram/@007

Ya había tenido otros percances el actor durante su etapa como James Bond. En 'Casino Royale' perdió dos dientes. En 'Quantum of Solace' se fracturó la muñeca. En 'Skyfall' sufrió una lesión en una pierna y tras 'Spectre', tuvo que operarse de la rodilla.

Conscientes del historial de lesiones de Craig, Waterson le ideó un plan para tratar de evitarlas, aunque un resbalón prolongó la maldición. Más allá de eso, Daniel Craig tuvo que trabajar la agilidad y la movilidad para mostrarse como un espía preparado y no uno semiretirado en cualquier escena en la que necesitara levantarse rápidamente del suelo, correr o saltar. Estuvo meses realizando ejercicios de agilidad, con conos y vallas; y ejercicios de estabilización apoyándose en un bosu.

Estos ejercicios, indudablemente, deben acompañar a un cardio intenso. Además de activar el ritmo cardiaco y servir para calentar, correr aumenta la resistencia, clave para soportar la carga de trabajo que supone rodar escenas de acción seis días a la semana durante varios meses.

También hay que apuntar en la tabla de ejercicios desarrollada por Waterson el levantamiento de pesas con una doble función: aumentar la frecuencia cardiaca y desarrollar los músculos funcionales requeridos para este papel. Estos ejercicios desarrollan sobre todo los músculos del tren superior, que son más visibles y son en los que más se suele notar el cambio físico, siempre un punto importante en este tipo de películas. Si te ven cachas, mejor.

De nada sirve moldear la parte superior si no la complementas con buen trabajo en la zona del abdomen. El señor Bond necesita tener unos abdominales preparados para soportar todos los movimiento que hace, tirando así menos de espalda y lumbares y evitando posibles lesiones de larga duración en esas zonas. Dos series de 25 dominadas y 25 planchas con inclinación o 'plan pikes' sin prácticamente descanso entre ellas, y Waterson terminó de poner a punto el 'The Last Dance' particular de Daniel Craig.

Artículos recomendados