Dieta paleolítica: qué es y qué problemas puede generar

123RF

La dieta paleolítica puede generar problemas cardiacos

La dieta paleolítica consiguió ponerse de moda a raíz de que varios deportistas la usaban. Sin embargo, un estudio reciente ha revelado que sus consecuencias para la salud pueden llegar a ser muy graves.

Por Miguel Arjona  |  30 Julio 2019

El mundo de las dietas sigue su curso y con él, las modas pasajeras. La dieta paleolítica fue una de las últimas en sumarse a este mundo variado de la alimentación. Una rutina que llevaron a cabo algunos deportistas de élite y que provocaron que su irrupción se extendiese por todo el mundo. No obstante, se ha demostrado recientemente que puede tener severas consecuencias para nuestra salud.

Qué es la dieta paleolítica

Esta rutina alimenticia se basa en un planteamiento que busca recuperar los hábitos de hace 10.000 años. La dieta paleolítica se centra en una alimentación compuesta por aquellos alimentos a los que el ser humano no ha tenido tiempo de adaptarse a su consumo desde la Prehistoria, y que, por tanto, y según los adeptos de esta dieta, no deberíamos comer debido a que nuestro organismo no puede procesarlos.

La lista de alimentos prohibidos no es excesivamente larga: están los granos de cualquier tipo (su recolección masiva fue culpa de la invención de la agricultura y no estamos preparados para eso), legumbres, lácteos, azúcar refinado, sal, aceites, alimentos procesados, patatas, vino y cerveza. Por lo tanto, la lista de alimentos que sí podríamos comer estaría compuesta por: la carne, el pescado, las verduras, las frutas, los frutos secos y las raíces. Todos ellos aportan la cantidad necesaria que aportan la cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Entre los beneficios que se presupone que aporta este tipo de dieta, encontramos una bajada de los azúcares, una quema de la grasa acumulada, una mejoría en la presión arterial y un control de tu peso.

La dieta paleolítica puede agravar tu salud debido a su falta de equilibrio alimenticio
La dieta paleolítica puede agravar tu salud debido a su falta de equilibrio alimenticio 123rf

El problema principal

La dieta paleolítica estaba diseñada con la intención de mejorar la salud, no obstante, estudios recientes han probado que este hábito estaría haciendo el efecto contrario. Los encargados de elaborar esta investigación han sido Angela Genoni, Claus T. Chistophersen, Johnny Lo, Megan Cohlan, Mary C. Boyce, Anthony R. Bird, Phillippa Lyons-Wall y Amanda Devine de las universidades australianas de Curtin y Edith Cowan.

Hongos en los pies: cómo evitarlos
Cómo evitar los hongos de los pies, y si ya los tienes, qué tratamientos debes seguir para eliminarlos.
La investigación se realizó con el estudio de 44 sujetos que seguían la dieta paleolítica de manera estricta, con otra de 47 sujetos que llevaban una dieta australiana tradicional. Posteriormente, se identificaron y los investigadores midieron la presencia en sangre de una sustancia llamada N-óxido de trimetilamina. Este componente fue conocido por el doctor Stanley L. Hazen, de la Clínica de Cleveland (Estados Unidos), que probó que los niveles altos de TMAO (sus siglas en inglés) en sangre, estaban asociados a una mayor posibilidad de sufrir problemas cardiacos.

Uno de los componentes prohibidos por esta dieta son los lácteos de cualquier tipo.
Uno de los componentes prohibidos por esta dieta son los lácteos de cualquier tipo. 123rf

La revelación de los resultados

"Muchos seguidores de este régimen mantienen que es beneficioso para la salud de nuestra microbiota, pero esta investigación sugiere que, en lo que se refiere a la producción de TMAO, la dieta paleo tiene efectos adversos en términos de salud cardiaca" explica Angela Genoni, doctora y autora principal de este estudio. Y añade: "Además descubrimos que la población de bacterias beneficiosas en el microbioma de los seguidores de la dieta paleo era mucho menor, algo que se asocia al consumo reducido de carbohidratos, lo que puede tener otros efectos negativos para la salud".

"La dieta paleo excluye todos los granos, incluidos los integrales, ricos en moléculas fermentables. Son vitales para la salud de nuestro aparato digestivo" explica la doctora. No obstante, esta no es la única desventaja de esta dieta: "Es muy rica en carnes rojas, que proporcionan las moléculas precursoras de la TMAO. Además, sus seguidores consumen el doble de los niveles recomendados de grasas saturadas, lo que también es preocupante" afirma.

Este cúmulo de diversos factores generan, no solamente un aumento del riesgo de sufrir problemas cardiacos. También provocan otro tipo de reacciones, debido a la falta de algunos tipos de alimentos:

  • Ausencia de fibra: la falta de alimentos que aporten fibra, acompañados de una gran cantidad de alimentos proteicos, generan problemas renales. Esta mezcla provoca que los riñones tengan una mayor cantidad de trabajo que en dietas más equilibradas.
  • Gripe: esta consecuencia se debe a la ausencia de cereales y legumbres, que pueden provocar fatiga, irritabilidad y temblores. Estos síntomas pueden durar entre tres y cuatro semanas.
  • Hipotiroidismo: algunas personas que pasan de tener dietas con un contenido bajo en hidratos de carbono, puede sufrir síntomas a largo plazo de hipotiroidismo. Esto se debe a que la pérdida de peso reduce la función tiroidea para poder ahorrar energía.

Artículos recomendados