Consejos para cuidar tus rodillas en cada situación

Shutterstock

¿Cómo proteger tus rodillas de posibles lesiones?

Muchos deportistas han tenido incluso que abandonar sus carreras deportivas a causa de lesiones de rodilla, porque su cuidado es difícil y su importancia en nuestra vida cotidiana, primordial. Hoy os traemos unas indicaciones para mantener tus rodillas alejadas de todo tipo de dolencias.

Por Ramón Fernández  |  27 Agosto 2019

La rodilla es una de las articulaciones más importantes para el desarrollo normal de la gran mayoría de actividades de las personas. De hecho, en la mayoría de los deportes es uno de los puntos más susceptibles de lesionarse, y con un alto porcentaje de posibilidades de pasar por el quirófano para subsanar el problema y de estar varios meses en el dique seco. Como ya comentamos, la tríada (rotura de ligamento cruzado anterior, lateral interno y menisco interno) es una de las lesiones más temidas, sobre todo por los futbolistas.

Sin embargo, hay factores que hacen que las lesiones en esta parte del cuerpo sean más habituales. Algunos, se dan por genética, y son por lo tanto, inevitables, pero en muchos casos, haciendo un esfuerzo y teniendo cuidado, podemos reducir las posibilidades de lesión al mínimo.

¿Cómo correr sin dañar las rodillas?

El deporte, si no se practica de forma adecuada, puede afectar negativamente la salud de tus rodillas. Por eso, debemos seguir una serie de indicaciones a la hora de hacer ejercicio, sobre todo si este involucra acciones que puedan conllevar un riesgo para esta articulación.

Correr no es la actividad más indicada para estas lesiones, pero tampoco está prohibido
Correr no es la actividad más indicada para estas lesiones, pero tampoco está prohibido Shutterstock

En primer lugar, es importante fortalecer los músculos de la rodilla. Para ello hay una serie de ejercicios, como pueden ser las sentadillas isométricas o la flexión y extensión de las mismas que pueden colaborar. Aunque parezca que no tienen relación, tener una musculatura fuerte y completa en el tren superior también resta trabajo a las rodillas. Por otro lado, se debe calentar bien esa zona, para lo cual, el ejercicio deberá aumentar su intensidad de forma progresiva, además de ser constante en el tiempo. Las correcta amortiguación de las zapatillas es también muy importante, así como evitar en la medida de lo posible los giros extraños y movimientos en falso que también pueden ser muy peligrosos.

Tipos de rodilleras

No todas las rodilleras son correctas para todos los tipos de lesión
No todas las rodilleras son correctas para todos los tipos de lesión Shutterstock

A la hora de practicar ciertos deportes, sobre todo en categorías amateur, todos hemos visto algunos atletas que llevan unos vendajes en las rodillas hechos con esparadrapo por ellos mismos pocos minutos antes de comenzar la actividad deportiva. Esto es potencialmente muy peligroso, pues cada dolencia necesita un tipo de sujeción concreto, y aunque parezca que el vendaje ha quedado bien, puede estar inmovilizando la rodilla cuando no es necesario y viceversa.

'Centr': Chris Hemsworth nos enseña su rutina de entrenamiento
La aplicación 'Centr', creada por Chris Hemsworth, te permite entrenar como lo hace el actor.
En cuanto a los tipos de rodilleras, encontramos algunas que propician la inmovilidad total de la articulación, que dificultan en gran medida caminar y se usa para las primeras fases de recuperación de una lesión. También tenemos las rodilleras cerradas, para los siguientes estadios de la rehabilitación de lesiones como tendinitis, esguinces, etc. Por último, existen las rodilleras semiabiertas, que valen para personas con laxitud de tendones o lesiones crónicas. Además, algunas están hechas para lesiones más concretas, con mecanismos de sujeción especiales. En cualquiera de estos casos, se recomienda encarecidamente que os dejéis aconsejar por un fisioterapeuta para saber cuál es la más adecuada para vosotros.

El fisioterapeuta será tu gran aliado para recuperarte correctamente
El fisioterapeuta será tu gran aliado para recuperarte correctamente Shutterstock

¿Qué deportes no debemos practicar con lesiones de rodilla o si somos propensos a ellas?

Uno de los deportes más contraindicados para personas con problemas de esta índole es el fútbol. Los continuos cambios de dirección provocan que la rodilla gire de forma inadecuada. Además, en muchos casos, el terreno de juego no es tan regular como debería, y es fácil que esta articulación se quede 'enganchada'. Además, la rapidez con la que se practica y el contacto físico continuo tampoco ayudan.

En el gimnasio, el ejercicio de extensión de piernas, si se hace mal o con demasiado peso, también hace estragos en tu rodilla. Las sentadillas tampoco están recomendadas, pues en muchos casos se hace una extensión excesiva.

¿Cómo fortalecer las rodillas?

Una de las formas de suavizar la presión sobre las rodillas es perder peso. Si tienen menor masa que soportar, más liviana es su carga de trabajo, y más difícil es que se produzcan lesiones. Para esto, las dietas pueden ser productivas, pero también ciertos ejercicios no afectan apenas a esta articulación. Estamos hablando, por poner un ejemplo, de la natación. En el medio acuático el cuerpo humano pesa mucho menos, y además, tanto haciendo natación tradicional o actividades como el Aquagym conseguirás perder peso y fortalecer la musculatura. Si no tienes la fortuna de asistir a un gimnasio con piscina, siempre te queda la opción de la bicicleta elíptica, que no tiene gran impacto pues estás siguiendo el movimiento de la máquina.

Peter Griffin se regodea en su dolor de rodilla, pero nosotros, si lo podemos evitar, mejor
Peter Griffin se regodea en su dolor de rodilla, pero nosotros, si lo podemos evitar, mejor Giphy

En todo momento, debes ser muy consciente del estado en el que se encuentra esta articulación, y hacer caso al médico especialista para que su recuperación sea lo más rápida e indolora posible. Porque algunas lesiones de rótula y de los tendones que la rodean pueden acabar convirtiéndose en crónicas, y eso es algo que debemos evitar a toda costa.

Artículos recomendados