Cómo adelgazar y acelerar el metabolismo

Shutterstock

Cómo adelgazar

El metabolismo es el principal causante de que consumamos nuestras calorías. Por tanto, un metabolismo lento puede hacernos no perder peso como esperábamos. Toma nota de lo que debes saber en estos casos.

Por MENzig  |  15 Octubre 2018

Si te has planteado adelgazar y no lo has conseguido o has seguido todas las dietas posibles y sigues sin perder esos kilos de más que te acompañan desde no se sabe cuándo, puede que el problema no sea lo que comes, sino tu metabolismo, y haya que hacer lo posible para acelerarlo. Hoy en MENzig.fit descubrimos qué es el merabolismo lento y claves para acelerarlo. ¿Es posible adelgazar con metabolismo lento? ¿En qué consiste y cómo reconocer los síntomas que alertan de que nuestro metabolismo no trabaja al ritmo que debería.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células y que sirven para convertir los alimentos y sus nutrientes en la energía que el cuerpo necesita para poder llevar a cabo sus funciones vitales. Debemos conocer este concepto porque es imprescindible para la tarea que nos disponemos a lograr y que no es otra que adelgazar.

No estamos hablando sólo de hacer la digestión, sino que el metabolismo también está presente en los procesos de respirar, mantener la temperatura corporal o eliminar los desechos por medio de orina y heces. Eso significa que, cuando estamos en situación de reposo, también usamos la energía que producimos.

Cuando consumimos alimentos estamos ingiriendo grasas, proteínas e hidratos de carbono que en el interior de nuestro cuerpo se irán descomponiendo en unidades más pequeñas por medio de las enzimas. Este proceso transforma las proteínas en aminoácidos, las grasas en ácidos grasos y los hidratos de carbono en azúcares. Será entonces cuando estos nuevos elementos serán absorbidos hacia el torrente sanguíneo para que alcancen las células.

En ese momento, otras enzimas provocarán el efecto de metabolizarse, eso es, que se libere o se almacene la energía, que se mide en calorías. Cuantas más calorías ingiramos, más grasa se acumulará en nuestro interior ya que el cuerpo no será capaz de liberar toda la energía que introducimos. Cada organismo necesita una cantidad de energía y trabaja para consumirla a un ritmo constante.

Cómo calcular el metabolismo basal del cuerpo
En MENzig.fit te vamos a enseñar cómo cácular el metabolismo basal del cuerpo de una manera cómoda y sencilla y para qué sirve.
Para adelgazar, tenemos que acelerar el metabolismo y provocar que el cuerpo libere energía.

Metabolismo lento: qué es

Cuando el cuerpo quema poca grasa, hablamos de tener un metabolismo lento. Aunque es un asunto genético, llevar una dieta equilibrada y sin grandes sobresaltos es la mejor manera de saber que nuestro organismo cumplirá su cometido.

Algunos síntomas de que nuestro metabolismo no trabaja al ritmo que debería son:

  • Estreñimiento.
  • Gases.
  • Ojeras.
  • Dolor abdominal.
  • Inflamación en las extremidades.
  • Problemas de sueño.

Activar el metabolismo será, por tanto, una necesidad si sufrimos este problema, ya que el cuerpo comenzará a quemar calorías al ritmo habitual y nosotros nos sentiremos mejor.

Un revuelto de huevo, piña y pollo te ayudará a acelerar el metabolismo.
Un revuelto de huevo, piña y pollo te ayudará a acelerar el metabolismo. Shutterstock

¿Cómo acelerar el metabolismo para adelgazar?

Ya hemos dicho que el metabolismo en un tema genético, por lo que no es fácil modificarlo. Sin embargo, sabemos que hay ciertas fórmulas para poder acelerarlo, sobre todo basadas en la alimentación, el ejercicio y el descanso.

Harley Davidson: historia y modelos
Si te apasionan las motos, seguro que siempre has soñado con tener en tu garaje una Harley-Davidson y hacerla rugir sobre el asfalto. En MENzig.es te contamos su historia.
La alimentación es, posiblemente, la fórmula que tenemos más a mano para acelerar el metabolismo. Además de intentar evitar el alcohol todo lo posible, los expertos llevan años recomendando hacer cinco comidas al día y, aunque hay algunas voces que discrepan, es una solución aceptada ampliamente en el mundo de la nutrición.

Desayunar

Es importante desayunar bien, poco después de levantarse, ingiriendo proteínas que van a hacer que el metabolismo comience a trabajar. Una pieza de fruta es lo más recomendado a media mañana y nos ayudará a llegar a la comida sin hambre extremo. Ahí, hay que intentar tomar proteínas como carnes magras, pescados o huevos. Otra pieza de fruta a media tarde será útil para llegar a la cena, donde debes olvidarte de arroces y pastas y decidirte por una ensalada o una pechuga de pollo.

Alimentos para acelerar el metabolismo

Hay alimentos que, por su naturaleza, ayudan a acelerar el metabolismo y que puedes introducirlos en tu dieta en cualquier momento: el huevo, el pollo, la piña o el perejil son ingredientes que no deben faltar habitualmente en tus menús. También los alimentos termogénicos, como el café, el té verde o especias como la mostaza y la pimienta negra son buenos para que nuestro organismo trabaje más rápidamente liberando energía.

Cómo adelgazar: ejercicio para combatir el metabolismo lento

El ejercicio es la segunda pata de esta trilogía de actuaciones. Sabemos que hacer ejercicio físico es bueno para la salud ya que ayuda a reducir los problemas de corazón, prevenir infartos y la diabetes. Pero es importante saber qué ejercicios nos vendrán mejor en nuestro intento de acelerar el metabolismo.

Hay que intentar ser regular, es decir, hacer ejercicio entre tres y cinco veces a la semana, al menos de 30 minutos. Lo mejor son los ejercicios de alta intensidad, también conocidos como HIIT: las pesas, sentadillas o el press banca, te vendrán muy bien. También otras disciplinas como practicar artes marciales o, incluso, las clases de baile.

El descanso parece algo básico, pero nuestro cuerpo necesita dormir al menos 6 horas diarias y, si es posible, hasta 8. Cuanto más durmamos, menos apetito tendremos al despertar y podremos tomar un desayuno equilibrado. También es importante la regularidad en el día a día: saltarse comidas o darse atracones cada dos por tres es tan malo para acelerar el metabolismo como comer a deshoras o hacerlo cada día en un horario distinto.

Lo más leído