Envato Elements

7 mitos y leyendas urbanas sobre el crossfit que siguen vigentes hoy

El crossfit está lleno de mitos y leyendas urbanas que nos quitan las ganas de practicarlo sin ser siquiera verdad en muchos casos. Repasamos los 7 mitos más divulgados sobre este entrenamiento.

Por Juan Pérez  |  08 Abril 2021

Se ha hablado tanto del crossfit en la última década, que han surgido decenas de mitos y leyendas urbanas en torno a este entrenamiento, de los cuales muchos no son del todo ciertos y otros son puras invenciones. Si tú también te has creído algún mito sobre el crossfit que te ha hecho pensártelo dos veces a la hora de probarlo, es hora de que sepas que no es cierto, y descubras otras cosas que se dicen de esta rutina sin tener ni idea. Aquí os dejamos 7 leyendas urbanas sobre el crossfit.

1 El crossfit produce más riesgo de lesiones

Seguro que has escuchado a lo largo de este tiempo decir que practicar crossfit va ligado con un riesgo mayor de provocarte cualquier tipo de lesión. Pero esto no es así.

Se trata de un mito, ya que el riesgo de poder lesionarte en este deporte es el mismo que realizando otras actividades u otras clases de gimnasio. De hecho, posiblemente sea hasta menor, ya que vas a tener al monitor mucho más pendiente de ti de lo que lo estará en un gimnasio tradicional. Y aunque lo hagas solo, la clave, como en cualquier actividad física, pasa por no extralimitarse en esfuerzo ni en peso, menos aún cuando estás empezando en el mundo del crossfit.

Protégete como es debido y no tendrás problema con el crossfit. Protégete como es debido y no tendrás problema con el crossfit., imagen de sustitución
Protégete como es debido y no tendrás problema con el crossfit. Freepik

2 El crossfit no es para todos los públicos

Esto simplemente es mentira. Por mucho que nos digan que hay que estar ya a tono si quieres hacer crossfit, la realidad es que es un deporte que se adapta a todo tipo de condiciones, ya que muchos de sus ejercicios son fáciles de llevar a cabo, como agacharse, estirar las manos o saltar, y puedes empezar haciéndolos sin demasiado peso.

Es cierto que muchos de los que empiezan en el crossfit se asustan de ver en el box a gente muy atlética moviendo enormes ruedas y haciendo ejercicios de los que tú te ves incapaz, pero es que tú no vas a comenzar haciendo lo mismo que ellos, porque hay varios niveles de entrenamiento e intensidad adaptados a cada persona. Todos tienen cabida en del crossfit, sin importar el físico, la edad o el sexo.

El crossfit no entiende de edad o sexo. El crossfit no entiende de edad o sexo., imagen de sustitución
El crossfit no entiende de edad o sexo. Envato Elements

3 El crossfit es un deporte caro

¿Puedo hacer deporte con alergia? 5 consejos
Te mostramos 5 consejos y trucos para poder hacer deporte de la mejor manera posible si tienes alergia.

Esto no es un mito del todo, pero sí hay que responder a aquellos que lo afirman categóricamente. Y si decimos que no es un mito es porque, efectivamente, un mes de crossfit cuesta más que uno de gimnasio. Pero ello no significa que el crossfit sea caro. Es más, se trata de un entrenamiento bastante asequible económicamente teniendo en cuenta todo lo que ofrece: un amplio espacio, grupos reducidos, herramientas específicas, un trato mucho más personal... Todo ello se paga. Aun así, el precio se ha ido rebajando con el paso de los años y el aumento de la oferta.

El crossfit es un entrenamiento diferente, y por eso cuesta más que el gimnasio. El crossfit es un entrenamiento diferente, y por eso cuesta más que el gimnasio., imagen de sustitución
El crossfit es un entrenamiento diferente, y por eso cuesta más que el gimnasio. Freepik

4 No se pierde peso con el crossfit

Una de las grandes cuestiones en torno al crossfit es su eficacia a la hora de perder peso. Muchos aseguran que no sirve, pues son entrenamientos cortos. Pero debemos quitarnos de la cabeza la creencia de que hay que estar una hora y media haciendo spinning para perder grasa corporal. Un entrenamiento corto pero intenso también te va a hacer sudar y pasarlo mal, y por ende, perder peso. Otra cosa es que a la larga, una vez el cuerpo se te acostumbre al ejercicio, el gasto calórico sea menor, pero no podemos decir que el crossfit no sirva para adelgazar.

No importa que los ejercicios sean cortos, requieren esfuerzo, con lo que se pierde grasa corporal. No importa que los ejercicios sean cortos, requieren esfuerzo, con lo que se pierde grasa corporal., imagen de sustitución
No importa que los ejercicios sean cortos, requieren esfuerzo, con lo que se pierde grasa corporal. Freepik

5 El crossfit cambia el cuerpo de la mujer y lo hace más 'masculino'

Más allá de intentar dejar atrás los conceptos de masculino y femenino, lo cierto es que muchos y muchas piensan que una mujer que empiece a hacer crossfit va a terminar con los brazos de The Rock.

Por supuesto, son frases llenas de estereotipos, ya que no existen padrones predefinidos de cuerpo, ni para hombres ni para mujeres. El crossfit sirve para una recomposición corporal más general. Cambia tu cuerpo, pero no hasta ese punto. Si bien es cierto que puede resaltar los músculos, tampoco es su principal función, así que una chica no va a terminar con unos brazos megadesarrollados por el crossfit. Y si llega a ello, será decisión suya.

6 El crossfit es demasiado duro, tienes que matarte en cada entrenamiento

El crossfit, como cualquier cosa en la vida, requiere constancia. En este caso, acudir tres veces a la semana aunque sea a menor ritmo funciona mejor que ir una vez y machacarte. Y es que, aunque el crossfit es intensidad, no busca que te caigas al suelo mareado o exhausto, sino que te esfuerces hasta donde puedas en ese momento. Todo entrenamiento de alta intensidad exige lo mismo, el crossfit no tiene por qué ser más duro que otros.

Tú eliges el nivel de exigencia del crossfit. Tú eliges el nivel de exigencia del crossfit., imagen de sustitución
Tú eliges el nivel de exigencia del crossfit. Unsplash

7 El crossfit es una moda pasajera

Evidentemente, el crossfit no tiene la milenaria tradición de los gimnasios, pero tampoco se puede calificar como moda pasajera una actividad que no deja de expandirse desde su nacimiento en los años 70 en California. Una moda no dura 50 años, así que conviene no menospreciar a un entrenamiento que ha cautivado a tantas personas, que han convertido el box en su segundo hogar y el crossfit en una forma de vida.

Artículos recomendados